Nación y Provincia firmaron un acuerdo para disminuir los índices de mortalidad materno infantil

El gobernador Jorge Capitanich y el ministro de Salud, Francisco Baquero firmaron este miércoles en el hotel Amerian un acta de acuerdo con el viceministro de Salud de la Nación, Máximo Diosque, por el cual se comprometen a trabajar en el "Plan de Acción para la reducción de la Morbi-mortalidad Materno-infantil, de la mujer y adolescente del Chaco". La rúbrica se realizó como cierre de la jornada en la que participó el personal del sistema sanitario chaqueño y planificó líneas de acción, entre las que se destaca la creación de una Unidad Ejecutora Provincial que trabaje en pos de cumplirlas.
principalmente reducir la tasa provincial de mortalidad infantil a 13,7 por mil nacidos vivos y una reducción de la mortalidad materna a 5,3 por diez mil nacidos vivos, para fines de 2011. Por su parte, el Ministerio de Salud de la Nación se compromete a poner en ejecución las acciones de asistencia técnica, capacitación, apoyo y acompañamiento a la gestión provincial orientada al cumplimiento de las metas planteadas.

También se compromete a garantizar la continuidad de los programas nacionales y de los convenios vigentes con la Provincia. Además, ambos ministerios monitorearán y evaluarán los avances del Plan de Acción.

TODO EL ESFUERZO

Capitanich aseguró que desde la Provincia se hará todo el esfuerzo financiero, humano, tecnológico y operacional para lograr las metas y detalló entre las necesidades el fortalecimiento de los laboratorios citogenéticos, reforzar la cantidad y calidad del recursos humanos con médicos especializados. "Son temas extremadamente sensibles porque hay una demanda enorme y hay que entender que no se trabaja con frías cifras, sino con seres humanos que necesitan del Estado", señaló el prime mandatario. Así, destacó que se hizo mucho, pero que todavía queda mucho por hacer: "Marcamos tendencia y es lo más importante ya que las metas son un avance cualitativo importante", agregó.

LÍNEAS DE ACCIÓN

Entre las líneas de acción que se propusieron para cumplir las metas se encuentra la conformación de una Unidad Ejecutora Provincial que tendrá la tarea de planificar y ejecutar las políticas públicas para la reducción de la Morbi- Mortalidad de la mujer, el niño y el adolescente.

Como acciones generales, que serán transversales a todas las áreas, se planteó generar un marco legal para el trabajo de promotores y personal de la salud (especialmente el trabajo extramuros), planificar la organización, supervisión y cumplimiento de las normas de los Centros de Salud, capacitar a los equipos de Salud y a promotores territoriales comunitarios en lenguas de los pueblos originarios, legitimar la estrategia de Atención Primaria de la Salud.

Como acciones especificas se planteó trabajar en pos de reducir la mortalidad infantil con acciones como la incorporación, en una primera etapa, de 60 enfermeros para los servicios de neonatología de los hospitales Perrando y 4 de Junio de Sáenz Peña, organizar el sistema de traslado: recursos humanos, movilidad y comunicación; generar estrategias para la búsqueda activa, atención y seguimiento de la embarazada, entre otras.

También se ocupará de la mortalidad materna, por lo que se buscarán los nacimientos en maternidades seguras; incorporar, en una primera etapa, a 50 obstétricas para el hospital 4 de Junio y el Primer Nivel de atención y asegurar la compra de insumos básicos (en especial hierro) para las embarazadas y niños. Como acciones para la salud de la mujer en relación a los egresos por aborto se prevé -entre otras cosas-, formar y sostener una Red Institucional, intersectorial e interministerial para abordar la temática de la educación sexual y procreación responsable. Además hay líneas de acción para la reducción mortalidad por cáncer de cuello de útero y para garantizar la salud del adolescente.

Las jornadas de trabajo para el "Plan de Acción para la reducción de la Morbi-mortalidad Materno-infantil, de la mujer y adolescente" se realizaron durante dos días en el hotel Amerian y participaron integrantes de los diferentes hospitales de la provincia, centros de salud y del nivel central de áreas relacionadas a la problemática. El ministro de Salud, Francisco Baquero fue parte de la redacción de las conclusiones y de las líneas de acción que se implementarán para lograrlo. En tanto, el viceministro de

Salud de la Nación y Secretario de Promoción y Programas Sanitarios, Máximo Diosque destacó la voluntad política para reducir los índices.

Baquero explicó que durante el encuentro, al que definió como fructífero, se logró corregir algunas de las metas intermedias para lograr la reducción de la mortalidad infantil y maternal que es uno de los principales objetivos sanitarios del gobierno. Aseguró que se buscará trabajar para garantizar la correcta salud de la madre, los niños y los adolescentes, "para ser el Ministerio de la Salud y no de la enfermedad".

Por su parte, Diosque explicó que para lograr la reducción de los índices es necesario conjugar los esfuerzos nacionales y provinciales, además de las instancias técnicas y de quienes trabajan en terreno que son quienes conocen la problemática de la gente. "Es fundamental como piedra basal para cualquier reforma", dijo.

Además, remarcó que esto es imposible de lograr sin apoyo político. "Es una satisfacción personal ver a un gobernador que conoce y se involucra en temas de salud y esta dispuesto a hacerlo explicitó a través de un acta de acuerdo", concluyó.

Comentá la nota