La Nación promete un cronograma para saldar deudas por viviendas

La provincia reclama 70 millones de pesos que adelantó por certificados de obra del Plan Federal I, y otros anticipos por el Federal II. Funcionarios nacionales reconocieron los números. La semana próxima definirían un esquema de pago.
Una deuda de 70 millones de pesos por el Plan Federal de Viviendas I, la falta de ejecución de todas las unidades habitacionales prometidas por el Plan Federal II, y la no transferencia de fondos para los planes que se construyen por cooperativas de trabajo, fueron los reclamos que la provincia dejó ayer sobre la mesa de los funcionarios del gobierno nacional.

Como parte de una comitiva de representantes de los ministerios de Obras Públicas y de Aguas y Servicios Públicos, la directora provincial de Viviendas, Alicia Pino, se reunió ayer con sus pares a nivel nacional para intentar encontrar respuestas a incumplimientos que ya llevan años. "La reunión fue muy buena. Encontramos buen clima de trabajo y muy buena actitud, pero tenemos una expectativa cauta", dijo hoy la funcionaria a El Litoral. En teoría, se dio el puntapié inicial de un proceso que implicaría empezar a regularizar, sobre todo, el envío de partidas adeudadas. Pero habrá cierto escepticismo hasta que los fondos efectivamente se acrediten.

Plan Federal I

El Plan Federal I implicaba la construcción en la provincia de 10 mil viviendas. Al respecto, Pino recordó que cuando asumieron la gestión sólo se habían terminado y entregado tres mil. "Las otra siete mil estaban en proceso de obra con diferentes grados de dificultad: contratos parados por falta de pago, falta de contratación de obras de infraestructura o usurpación", precisó.

Para que se reanudaran los trabajos y sin el dinero de la Nación -el último envío fue hace exactamente un año y por 1,5 millones de pesos-, la provincia pagó certificados de obra con fondos propios por 70 millones de pesos.

"Así llegamos a la actualidad con un 79% de ejecución de ese plan, pero ya debería estar terminado", aclaró. En este caso, el reclamo de la provincia es la devolución de los 70 millones adelantados, y el pago del resto de las partidas.

"Hicimos el planteo y lo bueno es que los funcionarios ya tenían el material preparado y reconocieron los mismos números que teníamos nosotros -explicó-. Ellos hablan de 79 millones de pesos devengados por el Plan I y otros anticipos, lo cual significa que están todos los trámites administrativos, técnicos y legales resueltos. En función de ello, se comprometieron a hacer un cronograma de transferencias, según una agenda de prioridades". Pino dijo que ya acordaron una nueva reunión para la próxima semana para definir ese esquema de pago.

Plan Federal II

Por el Plan Federal II, la provincia debía recibir anticipos para empezar a construir 2.500 viviendas, pero hasta ahora no llegó ni un peso. Alicia Pino dijo que también estas transferencias serán incluidas en el cronograma de pago que la Nación prometió elaborar para regularizar y saldar sus incumplimientos.

Al margen de las 2.500 iniciales, la provincia ya tiene iniciados trámites de no objeción para un cupo total de nueve mil, de las cuales, cuatro mil debieron ser readecuadas técnicamente por una redefinición del Plan II.

"Ese plan Federal II se redefinió y ahora se llama Techo Digno. Implica una operatoria nueva que la estamos asimilando. Tenemos que avanzar en el armado de los proyectos, que en parte serían financiados con fondos de la Anses", comentó.

Esa redefinición del plan implica básicamente las siguientes diferencias: una superficie de 44 metros cuadros en lugar de 55, la no financiación de obras nexo de infraestructura, y que los aportes de la Nación ya no serán subsidios para las provincias, sino créditos que deberán ser devueltos. Por cada vivienda, la Nación reconocerá 80 mil pesos.

"El Plan II era más ambicioso pero la Nación dice que no puede sustentarlo financieramente, por eso vuelve a las características del I. Nosotros estamos tratando de asimilar el nuevo programa", insistió Pino. De todos modos, aclaró que la idea de la provincia es discutir con la Nación un "modelo que sea sustentable" en función del crédito que tendrá que tomar y del sector social al que estarán dirigidas las viviendas. De todos modos, adelantó que la provincia propuso que las 4 mil que ya superaron el período de objeciones técnicas, se ejecuten con los parámetros originales -55 metros cuadrados-. "Sugerimos que la Nación financie hasta 44 metros, y el resto lo absorbemos nosotros. Igualmente, debemos terminar de discutirlo la semana que viene", aclaró.

Fuente: El Litoral

Comentá la nota