NACIÓN PONE LOS OJOS EN USHUAIA PARA DOTARLA COMO PROVEEDORA DE INSUMOS PARA CRUCEROS

La Secretaría de Turismo de la Nación y la Cancillería trabajan fuertemente para incrementar las provisiones argentinas que demandan los grandes cruceros internacionales que llegan anualmente al país.
Ushuaia, 30 de enero (Télam).- La Secretaría de Turismo de la Nación y la Cancillería trabajan fuertemente para incrementar las provisiones argentinas que demandan los grandes cruceros internacionales que llegan anualmente al país.

Daniel Leguizamón, secretario de Turismo de Ushuaia y asesor de Turismo nacional en el tema cruceros, dijo a Télam que se trata de un negocio para el país de similares características al de las exportaciones.

"Se trata de una parte no tan conocida del movimiento económico que generan los barcos, que no sólo consiste en el gasto del turista en tierra", destacó.

Explicó que es "enorme" la cantidad de provisiones que podría vender Argentina en los barcos, desde alimentos no perecederos a perecederos, frutas y verduras, carnes, productos de lujo, detergentes, todo lo que se pueda imaginar. Se trata de ciudades flotantes con vecinos de alto poder adquisitivo".

"Para tener una idea, un barco de 3.000 pasajeros consume por lo menos de 2.000 botellas de vino por día. Es un nicho muy bueno realmente", afirmó el funcionario.

Leguizamón indicó que, para que el país se instale como proveedor de cruceros, "el gobierno nacional está haciendo un trabajo muy fino y complejo, que convoca a emprendedores que puedan vender con capacidad de exportación".

"Hay que atender a las reglas de oro de las exportaciones: calidad, cantidad y continuidad", concluyó.

Comentá la nota