La Nación intervino el gremio municipal

El ministro de Trabajo dispuso que asuma un delegado normalizador y que se convoque a elecciones internas.
Si algo le faltaba a la conflictiva situación del gremio municipal de la capital era la intromisión del Ministerio de Trabajo de la Nación. Finalmente, el organismo dispuso la intervención del Sindicato de Obreros y Empleados Municipales (SOEM) y designó a un delegado normalizador, que deberá convocar a elecciones en un plazo de 90 días.

El embrollo se remonta al 20 de diciembre de 2005, cuando los dirigentes Osvaldo "Cacho" Acosta y Modesto Suárez se disputaron en internas la conducción sindical. En aquella contienda, la lista encabezada por Acosta ("Azul y Roja") obtuvo 111 votos más que la nómina del oficialismo (Celeste), liderada por Suárez (930 votos contra 819 sufragios). No obstante, el cambio de mando no se concretó, ya que los seguidores de Suárez interpusieron una acción de amparo electoral. Pese a que en enero de 2006 el Ministerio de Trabajo de la Nación avaló el triunfo de Acosta, los integrantes de la lista Celeste desconocieron esa resolución.

En los tribunales

La crisis en el gremio capitalino se agravó luego de los incidentes callejeros que protagonizaron ambas fracciones, en julio de 2006, y por las idas y vueltas judiciales que incluyó la pulseada.

Paralelamente, la Justicia Federal revocó el miércoles una medida cautelar que, en diciembre, había posibilitado que Acosta tomara posesión del gremio. Mario Racedo, a cargo del Juzgado N° 2, concluyó que el dirigente, al haber sido cesanteado por la Municipalidad en octubre del año pasado, perdió la condición de empleado y, por ende, según el estatuto del SOEM, no puede ser afiliado gremial. Como consecuencia, el juez levantó la orden que, en principio, había beneficiado a Acosta y al resto de la comisión directiva.

Apenas fue notificado, Acosta apeló la decisión de Racedo y, en la órbita provincial, además de haber recurrido administrativamente el decreto que dispuso su cesantía, interpuso una acción de amparo por supuesta violación de la exclusión de la tutela sindical de la que gozaba, causa que se tramita en el Juzgado de Conciliación y Trámite Laboral de la VI Nominación, en la que ya hay una audiencia fijada para los primeros días de febrero.

De manera complementaria, nueve miembros de la comisión directiva solicitaron una aclaratoria a Racedo, porque la resolución que ordena el levantamiento de la medida cautelar sólo tuvo en consideración la situación suscitada por el despido de Acosta, y nada dice respecto de ellos, pese a que también tomaron posesión del cargo el 30 de diciembre.

En comicios

El pedido de intervención al gremio fue formulado en 2008 por los integrantes de la lista Celeste, que lideró Suárez. Oportunamente, el apoderado de la nómina, Oscar Alfredo Neme, advirtió en el planteo que Acosta fue cesanteado por el municipio y, además, que el mandato en cuestión estaba próximo a caducar.

Efectivamente, el pasado miércoles 5 expiró la gestión en pugna. Ayer, justamente, se conoció la resolución Nº 76 del Ministerio de Trabajo, fechada el viernes 15 por el ministro Carlos Tomada. En el escrito, el funcionario advirtió que, como el gremio municipal se encuentra en estado de acefalía, corresponde al ministerio designar un delegado normalizador. En ese marco, Tomada dispuso que asuma la intervención del SOEM un contador de ese ministerio: Paulo Simón Sciangula.

En el artículo segundo de la resolución, se deja en claro que el delegado normalizador asumirá las facultades administrativas y ejecutivas de los órganos de conducción del sindicato. También, que en ejercicio de esas facultades, deberá presentar ante la Dirección Nacional de Asociaciones Sindicales un informe detallado del estado económico-financiero en el que se encuentra la entidad y una rendición de su gestión, dentro de un plazo de 15 días.

Además, una vez que asuma, el interventor dispondrá de 90 días corridos para regularizar la situación institucional del SOEM ("ejecutando todos los actos conducentes a la celebración de los comicios generales para la designación de autoridades", se añade en el texto). Para ello, el enviado del Ministerio de Trabajo de la Nación deberá confeccionar un cronograma electoral y darle publicidad.

Comentá la nota