El Nación giró otros $ 1.000 millones en préstamos para financiar al Tesoro

La semana próxima se produce el mayor vencimiento de deuda del año. Son más de u$s 2.000 millones para abonar el Boden 2012 y el Tesoro necesita una caja holgada
Sin acceso al crédito externo, el Gobierno volvió a echar mano de los fondos que mantienen algunas dependencias del sector público. Ayer se publicó en el Boletín Oficial un decreto por el cual el Tesoro tomará $ 1.000 millones del Banco Nación para cubrir necesidades de financiamiento.

La medida fue adoptada a través de las Resoluciones Conjuntas 161 y 42 de las Secretarías de Hacienda y Finanzas del Ministerio de Economía, respectivamente.

El préstamo es una ampliación del programa de financiamiento por $ 7.300 millones que acordó el Gobierno con la entidad financiera en junio, cuyo desembolso está previsto en varios tramos hasta noviembre, y uno de los cuales se realizó el 15 de julio por $ 1.800 millones.

La deuda se amortizará en iguales condiciones que el desembolso anterior. Es decir, en 24 cuotas mensuales y consecutivas, con un primer vencimiento en enero del año próximo. Y tendrá un rendimiento en base a la tasa Badlar para depósitos a plazo fijo del sector público en pesos de entre 30 y 35 días, más un plus de un punto porcentual. Hoy ello implica un rendimiento en torno al 14% anual.

La norma –que lleva la firma de los secretarios Juan Carlos Pezoa (Hacienda) y Hernán Lorenzino (Finanzas)– especifica que el "desembolso será durante el mes de julio y el mismo se encuentra condicionado al nivel de liquidez del banco (Nación) y cumplimiento de los límites establecidos por el Banco Central".

El Gobierno tendrá además la "opción de precancelación" del préstamo "de manera anticipada y en forma total o parcial".

Además del financiamiento por $ 7.300 millones acordado entre el Tesoro y el Nación, la entidad que dirige Mercedes Marcó del Pont ya le había dado un préstamo puente de $ 1.000 millones al Fondo Fiduciario de Infraestructura Vial.

En este contexto, el Gobierno deberá hacer frente el 3 de agosto próximo al mayor vencimiento de deuda del año, por lo que debe asegurarse una holgada posición de caja. Se trata del pago de una parte del capital e intereses del Boden 2012 por u$s 2.251 millones.

La posibilidad de que el Estado se financie a través del Banco Nación estaba vedada porque en los hechos es un autopréstamo que puede poner en riesgo la solvencia de la entidad. Pero la Ley de Presupuesto vigente la habilitó con un límite preciso: no superar el 30% de los fondos públicos depositados en la institución.

Con los últimos $ 1.000 millones, el Tesoro ya utilizó del Nación $ 4.000 millones en total. El uso estuvo concentrado en las dos finalidades previstas en la ley: financiamiento de obras de infraestructura (gastos de capital) y pagos de deuda pública. En el primer caso, el Nación es el encargado de recibir la solicitud de fondos de parte del Ministerio de Planificación Federal y de evaluar tanto el proyecto como su capacidad de repago. En el segundo caso, el pedido lo encausa directamente el Ministerio de Economía.

Comentá la nota