La Nación es garante de Mahle

El ministro de Trabajo Carlos Tomada confirmó que apareció un nuevo interesado, de capitales nacionales, para adquirir la planta de Godoy al 5600. El viernes se acordará el pago de indemnizaciones a unos 130 obreros dispuestos a irse.
Los trabajadores de Mahle se llevaron ayer del Ministerio de Trabajo de la Nación un nuevo compromiso por escrito del Estado tendiente a garantizar la continuidad operativa de la planta rosarina, paralizada desde fines de abril. El titular de la cartera, Carlos Tomada puso su firma al acta y les confirmó además que apareció un nuevo interesado, de capitales nacionales, en adquirir la fábrica de autopartes. El funcionario se excusó de dar el nombre del grupo, aunque adelantó que en breve harán una recorrida por las instalaciones de la zona oeste de la ciudad. "Fue una buena reunión, dimos otro pequeño paso en esta larga lucha", dijo a Rosario/12 el ministro de Trabajo provincial, Carlos Rodríguez quien destacó que "el sólo hecho que el gobierno nacional vuelva a involucrarse para evitar el cierre definitivo de la planta es significativo". Mañana habrá una nueva audiencia en la delegación local de la cartera laboral santafesina en la cual la firma alemana deberá explicitar el cronograma de pagos para las indemnizaciones, para lo cual se especula que 130 empleados estarían interesados en aceptar.

Tomada recibió ayer durante casi dos horas al titular de la Unión Obrera Metalúrgica (UOM), Antonio Caló, a los referentes rosarinos del gremio, a los delegados de Mahle y al ministro Rodríguez. "La primera novedad que nos transmitió fue la aparición de un nuevo interesado, de capitales argentinos, en comprar la planta", relató el funcionario provincial para después aclarar que su par nacional "se manejó con mucha reserva en este tema y no dio mayores detalles. La única precisión que aportó fue que se trata de un grupo que hasta ahora no había sido mencionado y que recorrerá las instalaciones en los próximos días".

Luego, Tomada transmitió a los trabajadores y a la cúpula de la UOM la decisión del gobierno nacional de "mantener en funcionamiento la planta de Mahle en Rosario por su rol estratégico en la producción de autopartes para el futuro motor de fabricación nacional". En ese punto, los empleados pidieron un compromiso por escrito al ministro de Trabajo de la Nación quien no tuvo inconvenientes en refrendar el acta. "Hace seis años que estoy al frente del Ministerio, no voy a empañar mi gestión con un compromiso si es que no existe la firme decisión del gobierno de sostener la planta", remarcó Tomada, según pudo reconstruir este diario en base al relato de varios presentes.

"Para nosotros es un gesto importante, nos da cierta tranquilidad para poder transmitirsela al resto de los compañeros", planteó a Rosario/12 uno de los delegados que estuvo en Buenos Aires, Roberto Campos. "El sólo hecho que la Nación se comprometa por escrito en torno a la continuidad de la planta es un avance", agregó el ministro Rodríguez.

El tercer aspecto analizado en el cónclave fue el escenario previo a la audiencia de mañana en la delegación local de la cartera laboral. En la oportunidad se espera que el abogado y el responsable de Recursos Humanos de Mahle presenten el cronograma de pagos de las indemnizaciones. Al respecto, trascendió que habría ya 130 trabajadores interesados en aceptar esa alternativa "aunque podrían ser más", admitió el delegado Campos. "Cada compañero deberá analizarlo en base a su situación personal, con su familia y lo definirá", acotó.

En ese sentido, fuentes del Ministerio de Trabajo dijeron a este diario que para el nuevo grupo inversor, la planta "es viable con un plantel de entre 200 y 250 trabajadores", casi la mitad de la cantidad actual.

"El balance del encuentro es positivo, hemos dado otro pequeño paso en esta larga lucha, pero la experiencia reciente nos obliga a ser extremadamente cautos, tuvimos varios entusiasmos a cuenta el primero de ellos a principios de mayo que no se terminaron concretando, por diversas razones pero somos optimistas", cerró Rodríguez.

Comentá la nota