La Nación enviaría dos locomotoras para poner en marcha el tren urbano

Partiría del Molino Franchino y llegaría a Recreo. La Secretaría de Transporte nacional aseguró que tiene unidades a disposición de Santa Fe. Hay que relevar el estado de las vías y hacer un estudio de costos para definir cómo se gestionará.
En la agenda de prioridades que esta semana definieron funcionarios nacionales y provinciales en Buenos Aires, hay una que, de concretarse, significaría un gran impacto para el sistema de transportes de la ciudad de Santa Fe: el tren urbano parece estar más cerca.

El ministro de Obras Públicas, Hugo Storero, transmitió la inquietud del intendente Mario Barletta para que se evalúe la factibilidad de que la ciudad cuente con este tipo de servicio. Y el secretario de Transporte de la Nación, Juan Pablo Schiavi, puso a disposición del gobierno local dos unidades ferroviarias compuestas por las locomotoras con sus correspondientes vagones.

"Según nos aseguraron, las tienen a disponibilidad para enviarlas en el corto plazo", aseguró Storero.

El objetivo es unir un trayecto de sur a norte, partiendo de una estación ubicada en el Molino Franchino -actualmente en pleno proceso de restauración-, atravesar el Parque Federal y La Redonda, para culminar en la localidad de Recreo.

Cómo gerenciarlo

La propuesta entusiasma a las dos jurisdicciones gubernamentales locales. La provincia quiere trasladar a las instalaciones del ex Liceo Militar de Recreo varias sedes administrativas, en el marco del proceso de descentralización, con lo cual, contar con una formación de estas características solucionaría buena parte del traslado de los empleados.

El municipio, en tanto, sumaría una opción más al sistema de transporte actual de la ciudad, con las ventajas de que "no contamina, no genera congestión de tránsito y es más económico, favoreciendo también la descentralización", resumió el intendente.

Si bien contar con los dos coches-motor es un alivio a la inversión económica que requiere este tipo de sistema de transporte, todavía hay que dar varios pasos importantes.

"Tenemos que hacer junto con la Administración de Infraestructura Ferroviaria (Adif) y el municipio una revisión de todo el trazado vial existente. Luego, es necesario definir y elaborar el formato de gestión del servicio, es decir, si se concesiona, si se terceriza, si lo asume por administración la provincia o el municipio. Para esto es necesario, primero, realizar un estudio de costos con todas las pautas económicas para ver si es rentable y si las variables cierran en un punto lógico", aseguró cauteloso Storero.

De todos modos, con la posibilidad cierta de contar con un par de unidades, dijo que "no vemos este proyecto como utópico; de todos los temas que tratamos en Buenos Aires, es uno de los que nos pareció más factible y el que más enfáticamente se desarrolló".

Desagüe Entre Ríos

Otro tema que preocupa a las autoridades municipales, y que trasladaron los funcionarios provinciales a Nación, es el atraso en el envío de partidas por redeterminaciones de precios de la obra del desagüe Entre Ríos. Storero comentó que "pusimos este tema de manifiesto y asumieron el compromiso de estudiarlo a fondo, evaluando dos alternativas: remitir el dinero o, si no es posible, achicar el tipo de proyecto para que la obra tenga un precio compatible con lo que en su momento determinó Nación que eran 30 millones de pesos".

Comentá la nota