Nación entrega subsidios a más de 170 apicultores del distrito

En mayo de 2008, un grupo de apicultores del distrito de Tandil se reunió con el, por entonces, senador Néstor Auza y le pidió gestiones para capear los malos años que estaba atravesando la actividad. Hoy se están entregando esos subsidios.
Los trámites se multiplicaron y los tiempos se estiraron pero las solicitudes remitidas a la Provincia dieron paso luego a un programa nacional para el sector. Ayer, hoy y mañana se entregarán las ayudas nacionales a más de 170 productores tandilenses que presentaron su declaración en tiempo y forma, a través del área municipal o de la Cooperativa Apícola de Tandil.

Se trata de ayudas económicas de 15 pesos por colmena, hasta las primeras 200 y de 6 pesos para las que se agreguen a esas primeras 200, hasta llegar al medio millar. Las entregan funcionarios de Nación en nuestra ciudad.

Por su parte, los productores deberán rendir los subsidios presentando los comprobantes del alimento para colmenas comprado o de los insumos que hacen a la propia actividad.

Gustavo Morteo, en representación de la Cooperativa, admitió que tal vez los tiempos no habían sido los que requerían los productores, pero que no por eso se debía olvidar que la ayuda llegó y se trata de un logro histórico para el sector. "Muchas veces pasamos por estas crisis, pero nunca recibimos ayuda. Esta vez, se acordaron de nosotros. Y en ello tuvo mucho que ver la decisión de la Presidenta", dijo el productor al mismo tiempo que recordaba que toda la gestión había comenzado a partir de una reunión, en la sede de Civilidad, con el senador Néstor Auza, hoy concejal justicialista.

Feo panorama

En julio de 2008, los productores le habían descrito al legislador un panorama dramático para el sector que parecía ser el resultado de una amplia gama de variables manejables e inmanejables. Entre las más sobresalientes: las heladas tardías del año 2007 y la sequía de la primera parte del 2008; pero también la sojización de la zona que resta alimentación a las abejas y el incremento de los insumos que eleva notablemente el costo de la producción.

Desde los remedios para curar colmenas hasta el precio del gasoil para trasladarlas han aumentado de precio y este incremento no tiene su reflejo en el valor que los acopiadores les pagan por la producción. Si a este factor se le suma la escasez de producción por factores climáticos y por falta de alimentación natural, el futuro de la actividad se planteaba muy poco favorable para los mieleros.

Subsidios

La ayuda fue canalizada por Auza ante las autoridades del Ministerio de Agricultura de la Provincia. Finalmente los cheques a nombre de los productores llegaron y son ellos mismos, en persona, los encargados de recibirlos, en estos días. La repartición nacional los distribuyó por provincia y cada una de éstas lo hace a través de las organizaciones municipales, por ello mismo la entrega se realiza en el Auditórium comunal.

Comentá la nota