"La Nación debe tomar conciencia de la situación"

El máximo Tribunal analizó el hacinamiento de los detenidos.
"Las autoridades nacionales deben tomar conciencia de la gravedad de la situación y actuar, porque ellos tienen que dar una solución definitiva", dijo a El Tribuno el presidente de la Corte de Justicia de la Provincia, Guillermo Posadas, al referirse al hacinamiento de los presos federales.

La problemática del alojamiento de los detenidos fue analizada ayer por todos los integrantes del Máximo Tribunal, quienes se reunieron con el titular de la Cámara Federal de Apelaciones de Salta, Jorge Luis Villada; el ministro de Gobierno, Justicia, Seguridad y Derechos Humanos, Pablo Kosiner, y el subsecretario de Políticas Criminales y Asuntos Penitenciarios, Angel Sarmiento.

El encuentro estuvo encabezado por Posadas y participaron los jueces de Corte, María Cristina Garros Martínez, María Rosa Ayala, Gustavo Ferraris, Guillermo Catalano, Abel Cornejo y Fabián Vittar.

"En la actualidad hay 190 presos federales alojados en establecimientos provinciales", confirmó Sarmiento.

Preocupación

La Corte de Justicia de Salta tiene a su cargo, por precepto constitucional (artículo 153), la supervisión del sistema carcelario.

El Tribuno, en su edición del viernes pasado, reveló detalles escalofriantes de cómo estaban conviviendo 26 presos federales en dos pequeñas celdas que están a cargo de la Policía de la Provincia. Debido a esa publicación el Tribunal convocó a la reunión de ayer.

"El alojamiento de presos federales en dependencias provinciales tiene al sistema al borde del colapso. La recepción de esos detenidos agrava la situación, debido a que la capacidad está al límite", dijo Posadas al concluir la reunión.

"El alojamiento de los presos federales tiene al sistema provincial al borde del colapso", dijo Posadas.

El presidente de la Corte de Justicia aclaró que el Máximo Tribunal intervino porque la problemática está influyendo directamente en el Servicio Penitenciario Provincial.

"Tenemos que vigilar que los lugares de alojamiento sean aptos como lo establecen los tratados internacionales a los que Argentina ha adherido", destacó el magistrado.

Posadas remarcó que el hacinamiento de presos federales necesita una solución definitiva. "No hay lugar para alojar a esos detenidos en Salta, pero la lucha contra el narcotráfico debe continuar, porque a pesar de esa situación los responsables deben ser arrestados", dijo.

Deuda

El Gobierno nacional adeuda más de $10 millones al de Salta por la manutención de presos federales y la Provincia ofreció esos fondos para ampliar la Unidad 16 de Cerrillos para paliar la grave superpoblación carcelaria.

Jueces, fiscales y funcionarios de la Justicia, Seguridad y Derechos Humanos de Salta y Jujuy analizaron la crítica situación que atraviesan ambas provincias para alojar a las personas privadas de la libertad por delitos federales, principalmente por narcotráfico.

La reunión, convocada por la Cámara Federal de Apelaciones de Salta para avanzar en la búsqueda de soluciones, se desarrolló el pasado 28 de septiembre en la sala de audiencias del Tribunal.

En la audiencia el arquitecto Néstor Magariños, quien es director del Programa Nacional de Infraestructura Penitenciaria, informó que el denominado Complejo Penitenciario Federal del Noroeste, que se está construyendo en General Güemes, será inaugurado en enero de 2011. "Se trata de dos institutos con capacidad para 288 varones y 200 mujeres, en las que se va a albergar a condenados regionales", dijo Magariños.

Comentá la nota