La Nación no consultó a Salta por la nueva traza de la ruta 40

El trazado tentativo de Jujuy provocará el aislamiento de poblaciones y afectará el tránsito hacia Sico.
La historia del cambio de traza de la ruta nacional 40 tiene algo de similar con lo vivido con Chile por los lagos del Sur en el año 1978, con la diferencia de que este problema, mucho más cercano, tiene dimensiones provinciales, que requerirá mucha negociación a partir de ahora.

El problema es que la provincia de Jujuy, contando con el silencio cómplice de la Nación, empezó a dibujar el mapa y a promocionar el cambio, desde su óptica. Podría decirse que al igual que el poder central, soslayó los derechos de Salta en una cuestión tan clave como significa ignorar el desarrollo geopolítico y económico de toda una región.

Curiosamente, la historia vuelve a repetirse al igual que en 1974, cuando por selectivos intereses, el Paso de Jama se impuso a Sico en esa irrenunciable carrera hacia los puertos del Pacífico. Más allá de esa cuestión quedan los derechos ancestrales de pueblos originarios de la Puna, su cultura y su historia.

Senadores nacionales hicieron llegar un mensaje destacando el espíritu de compromiso del foro.

Tampoco pueden soslayarse la riquezas turísticas, a través de invalorables bellezas naturales y las diferentes vegas, en una de las cuales se capta el agua que luego de potabilizada se distribuye y abastece a los pobladores de San Antonio de los Cobres y zona de influencias. Ni qué decir, de concretarse el trazado tentativo propuesto por la provincia de Jujuy, del peligroso aislamiento que sufrirán sus habitantes.

Las modificaciones de trazado de la ruta nacional 40 fueron realizadas por la Dirección Nacional de Vialidad a pedido de Jujuy y de manera inconsulta con la provincia de Salta. En ese sentido y frente a la importancia del tema, la Fundación Copaipa junto con el Consejo Profesional de Agrimensores, Ingenieros y Profesiones Afines, ante el avance de la provincia de Jujuy, al decidir unilateralmente la traza por territorio salteño en el lugar de llegada de la ruta al límite de ambas provincias, se contactó con Vialidad Provincial y propuso el interesante debate que convocó a un número significativo de entidades empresariales y productivas y ya sumó a Catamarca en el reclamo que se instrumentará por diferentes vías.

El senador nacional Juan Carlos Romero hizo llegar un mensaje de apoyo a los participantes, en tanto que el legislador Agustín Pérez Alsina se reunirá hoy con los participantes del foro. Mañana se realizará una nueva reunión que fijará los pasos a seguir y que culminará con un acto previsto para el 31 de agosto, con motivo del cierre de la Pachamama. Invitarían a medios nacionales para que participen de las actividades que se desarrollarán.

"Ya hicimos el reclamo formal"

Gerardo Villaba, director de Vialidad Provincial, agradeció la colaboración de los diferentes sectores, al hacer suyo un problema que afecta a todos los salteños.

Posteriormente hizo un pormenorizado detalle de lo actuado hasta el momento a través de presentaciones y reuniones realizadas en distintos ámbitos, que evidenciaron una aparente intencionalidad de parte de la Nación en lo realizado hasta el momento.

"Lo último que sucedió es que el jueves pasado se efectuó una reunión con el Consejo Vial Nacional (estas reuniones son dos veces al año), donde planteamos de manera formal el tema. Creemos que nuestra propuesta es integral porque contempla a la región sin desmedro de Jujuy. No quitamos a la provincia de Jujuy lo ya logrado, que es vincular Susques y más arriba La Quiaca, bajando por Huancar, Pasto Chico y Sei. Desde allí para abajo solicitamos se nos atienda nuestros reclamos. Nosotros hicimos el pedido formal en una exposición que duró más de una hora, para que se estudie la alternativa de la propuesta presentada por Salta, destacando que nosotros ya tenemos terminado el proyecto de ese tramo".

Comentá la nota