Nación analiza alternativas para que las provincias enfrenten la crisis

Uno de los proyectos prevé la modificación de la Ley de Responsabilidad Fiscal, con el objeto de que puedan incrementar el gasto y endeudarse por encima de los topes que marca la normativa. El otro propone la refinanciación de las deudas con la Nación, liberando recursos para afrontar sus compromisos. El Gobierno del ARI analizará ambos, más allá de que no generarían un impacto significativo para las arcas estatales.
RÍO GRANDE.- Cuando el Gobierno nacional abrió la ronda de diálogo con las provincias luego de la derrota del kirchnerismo y sus aliados en las elecciones legislativas de junio, los gobernadores llevaron a la presidenta Cristina Fernández un reclamo común: fondos para enfrentar los déficits de sus administraciones y un incremento de los índices de coparticipación.

En función de ello la Nación estudia dos alternativas. Una de ellas es la modificación de la Ley de Responsabilidad Fiscal, que les daría a los mandatarios provinciales la posibilidad de elevar el gasto y contraer deudas por encima del 15% de sus ingresos corrientes -límite que fija la normativa en cuestión-. La otra es la refinanciación de las deudas que los Estados provinciales mantienen con el Goibierno central, que ronda lso 70.000 millones de pesos y está garantizada por la coparticipación. Incluso, evitaría que algunos distritos recurran a la emisión de cuasimonedas, Como ocurriera a principios de la década.

Cualquiera de las dos posibilidades les permitiría a los mandatarios ampliar los márgenes de maniobra en materia financiera para poder hacer frente a sus compromisos.

En el caso del Ejecutivo fueguino, el impacto de ambas medidas no sería demasiado significativo, en función de que la deuda que mantiene con la Nación ronda los 40 millones de pesos, de acuerdo a lo informado por el ministro de Economía, Rubén Bahntje, a TIEMPO Fueguino.

No obstante, las iniciativas serán analizadas por el Gobierno e incluso contarán con el apoyo en el Congreso de los diputados Nélida Belous y Leonardo Gorbacz.

Lo cierto es que se esperan arduas negociaciones y además entrarán a jugar los tiempos de la Administración kirchnerista, generalmente muy disímiles a los de los gobiernos provinciales.

Mientras tanto, aún no hay fecha cierta para la llegada de los 70 millones de pesos previstos en el Programa de Asistencia Financiera que otorgó Nación, más allá que el ministro de Economía, Rubén Bahnthe, se esperanzó que la ayuda económica se concrete el mes que viene. Como detalle a tener en cuenta, hay provincias que solicitaron el mismo beneficio hace varios meses y aún no tienen novedades.

El matutino porteño Ámbito Financiero, especializado en temas económicos, señaló que la modificación a la Ley de Responsabilidad Fiscal fue "una demanda que se hizo sentir en los últimos días" que la Nación estaría dispuesta a "sosegar".

"Será a través de un proyecto para que todos los distritos eleven el gasto y puedan endeudarse", y que impulsa la diputada mendocina Patricia Fadel, del Frente para la Victoria, citó el medio.

La iniciativa ya cuenta con el aval del Ejecutivo, e implica suspender durante 2009 y 2010 varios artículos de la norma.

Concretamente el 10, 12, 15 y 21 de la Ley 25.917, que permitirá que las provincias y la Ciudad Autónoma de Buenos Aires puedan elevar el gasto y contraer deuda por encima del 15% de sus ingresos corrientes, con destino al mantenimiento de los niveles de empleo y para que se apliquen en situaciones de emergencia social y sanitaria. Asimismo, prevé que las provincias puedan cerrar el año fiscal con deuda.

Ámbito señaló que la urgencia de los gobernadores es poder cancelar erogaciones corrientes -sueldos, servicios, transferencias a municipios y escuelas privadas y proveedores-, así como usar partidas de obras para pagar sueldos.

En tanto, con la reforma también se permitirán redireccionamientos a gastos corrientes de fondos destinados a gastos de capital (obra pública y equipamiento).

Pero la modificación no será permanente como pedían el Gobierno de Mendoza y de otras 15 provincias en casos de crisis coyunturales, sino únicamente durante lo que queda de 2009 y todo 2010.

Es que la Presidenta habría aceptado el pedido de reformar la ley pero sin extensión en el tiempo. "Ley que, en rigor, ningún distrito venía cumpliendo ampliamente", apuntó Ámbito.

En tanto, para el 3 de septiembre está prevista una reunión del Comité de Responsabilidad Fiscal Federal, que integran todos los ministros de Economía del país, instancia en que los gobernadores esperan que la reforma esté pronta a aprobarse, para lo que mantendrán reuniones con legisladores nacionales a fin de lograr el objetivo.

Refinanciamiento

Por otra parte, el diario especializado El Cronista Comercial apuntó que la Nación analiza como alternativa refinanciar las deudas de las provincias, que en conjunto alcanza a 70.000 millones de pesos. La medida, además de oxigenar las arcas de los distritos, permitiría en varios casos evitar la emisión de monedas paralelas.

La posibilidad fue deslizada a El Cronista por "fuentes cercanas al jefe de Gabinete, Aníbal Fernández, en el marco de la reunión del Consejo de las Américas".

"Nosotros ya hicimos un canje provincial en 2003 y estamos evaluando los números de las jurisdicciones para analizar qué posibilidades hay de alivianarles la deuda", remarcaron las fuentes.

De esa forma, las provincias tendrían más margen para afrontar gastos corrientes, como por ejemplo el pago de sueldos, que a muchas se les está complicando.

De acuerdo con las proyecciones, las provincias tendrán un déficit financiero este año de 10.000 millones de pesos.

El medio porteño reseñó que "avanzar en un nuevo canje es uno de los reclamos que, insistentemente, están realizando los gobernadores, y que se suma al ya trascendido deseo de las provincias de suspender por un año el cumplimiento de la Ley de Responsabilidad Fiscal, que les fija límites para gastar y endeudarse". Y las fuentes consultadas afirmaron que "el Gobierno estaría dispuesto a estudiar el tema".

Incluso se especula que Cristina realice una nueva convocatoria a los mandatarios para definir cuál de las alternativas es la más viable.

El Cronista detalló que "el stock de deuda provincial, al cierre de 2009, ascendería a 99.000 millones de pesos, de los cuales el 70% está concertado con el Gobierno nacional, de acuerdo con estimaciones de Economía & Regiones.

De los casi 70.000 millones que las provincias le deben a la Nación, unos 40.000 corresponden a los Bogar 2018 -canje de deuda financiera- y los Boden -2011 y 2013-, que recibió el Banco Central como contraparte de los pesos emitidos para rescatar las cuasimonedas. Y el resto corresponde a los programas de asistencia financiera que la Nación viene firmando año tras año con las provincias más necesitadas.

Comentá la nota