Nación adelantó las elecciones a junio y Corrientes evalúa sumarse

La presidente Cristina Fernández de Kirchner señaló que el lunes enviará el proyecto de ley al Congreso, de cara a los comicios legislativos. Referentes correntinos del Frente de Todos cuestionaron la decisión y la calificaron como “un manotazo de ahogado”.
El Gobierno nacional generó ayer un fuerte cimbronazo en el escenario político, al anunciar de manera inesperada el adelantamiento de las elecciones legislativas de octubre al 28 de junio, cuyo proyecto enviará al Congreso este lunes, luego de que Mauricio Macri determinara los comicios porteños para esa misma fecha.

Ante este escenario, el Gobernador de Corrientes, Arturo Colombi, evalúa por estas horas la conveniencia de sumarse o no al mismo llamado. Aunque algunos referentes del oficialismo cuestionaron duramente de manera pública la “decisión unilateral” de la Presidente, otros dieron cuenta de los buenos ojos con que se mira la decisión de la Mandataria.

“Hay que tirar todos para el mismo lado y para eso se necesita un clima tranquilo, no de elecciones; quiero invitar a todas las provincias argentinas a hacer las elecciones el mismo día, no se puede en este desastre que es el mundo estar en una suerte de feria o maratones de elecciones”, dijo ayer Cristina Fernández de Kirchner desde Chubut.

En este sentido, consideró que “sería suicida embarcar a la sociedad en una discusión permanente hasta octubre” y que “los argentinos necesitamos mucha tranquilidad, mucho diálogo, alejando los intereses partidarios”. “No es que esté renegando, pero lo cierto es que los argentinos no podemos tener una serie permanente de elecciones hasta el 28 de octubre en el marco de la crisis”, especificó.

Entre tanto, referentes del oficialismo en Corrientes analizaron la determinación nacional, con duros cuestionamientos al respecto. “Es una especulación electoral por parte del Gobierno nacional porque sabe que a medida que pasan los días, pierde más votos”, cuestionó el diputado nacional por el liberalismo en el Frente de Todos, José Arbo; tras lo cual señaló que se trata de “una muestra más de un gobierno que lo único que busca es mantenerse en el poder ante un panorama desalentador y dejando de lado el bienestar de todos los argentinos”.

Por su parte, su par en el Congreso (también por el oficialismo provincial), José María Roldán, consideró que “un adelantamiento no puede ser definido unilateralmente por el Ejecutivo nacional” y que es simplemente “un manotazo de ahogado del Gobierno nacional”.

La fecha para el llamado a elecciones nacionales está fijado por una ley que establece que deben realizarse el cuarto domingo de octubre; con lo cual el cambio demandará una modificación de esa normativa, y los tiempos apremian. La norma exige que la convocatoria se haga 90 días antes de los comicios, por lo que la nueva norma debería estar sancionada en el Congreso antes del 28 de marzo.

Comentá la nota