La mutual Cayfa evadía impuestos y tenía cuentas bancarias "fantasma"

Debe $ 85 millones a ahorristas del este cordobés. Sus directivos son investigados por la Justicia.
Algunas de las sospechas que existían sobre la mutual Cayfa parecen comenzar a confirmarse. La mutual de la localidad de Alicia, que dejó un tendal de ahorristas por un total de 85 millones de pesos, sigue aportando sorpresas a los investigadores.

Este diario accedió a algunos detalles que explicarían por qué la fiscalía federal de Bell Ville solicitó la imputación de todos los directivos de esta mutual, con actividad central en el este del departamento San Justo.

Los primeros análisis de los números de Cayfa demostrarían que actuaba con la forma jurídica de mutual para encubrir su principal actividad como financiera o mesa de dinero. De esa manera, eludía pagar los impuestos en sus siete sucursales de Las Varillas, Las Varas, Sacanta, Pozo del Molle, Luque, Calchín y, por supuesto, en su sede central de Alicia.

Impuestos y caja negra. Según fuentes cercanas a la investigación, Cayfa evadía el pago del IVA en operaciones como venta de pasajes para turismo estudiantil y la comercialización de camiones y motos.

Además, por medio de la compra del inmueble de la Cooperativa Lechera de Alicia, también se habrían evadido impuestos y efectuado retenciones impositivas, no depositadas, por varios millones de pesos.

Otro hallazgo entre los números de la entidad habría sido la existencia de una “caja negra” de la que se retiraban cuantiosos fondos sin comprobantes, que eran contabilizados como gastos de funcionamiento.

No menos importante es el descubrimiento, que habrían realizado algunos investigadores, de que Cayfa realizaba operaciones de cambio de moneda extranjera sin tener autorización. Más grave aún, tampoco les habría exigido a los compradores de esas divisas que informaran sobre el origen de los fondos.

Una de las sospechas que cayeron sobre la mutual, en primer lugar, fue que servía para que numerosos productores agropecuarios ocultaran sus ingresos de las miradas del Banco Central y de la Afip. Esto porque las mutuales dependen del Ministerio de Desarrollo Social, a través del Instituto Nacional de Asociativismo y Economía Social (Inaes), entidad que debió haber controlado a la mutual, pero –vistos los resultados– no cumplió con su obligación.

Robo de datos personales. Otro hecho de gravedad que se habría detectado en la contabilidad de Cayfa es que recepcionaba depósitos a plazo fijo a nombres de personas inexistentes o de personas que ignoraban el hecho de que sus datos personales habían sido utilizados para canalizar cheques cruzados, no a la orden, así como para desarrollar ventas en negro, es decir, no registradas.

Fuentes que tuvieron acceso a los libros de la mutual señalaron que “habitualmente se utilizaba el nombre de jubilados, empleadas domésticas y peones de campo” para esas operaciones.

También se habría detectado que la mutual entregaba cheques a clientes y asociados que luego se usaban para pago a proveedores y compras en negro. De esa manera, se habría evadido el impuesto a los débitos y créditos de cuentas bancarias.

Además de la investigación que llevó adelante la Afip, está avanzando la causa judicial contra los directivos en la Justicia federal de Bell Ville.

Una fuente del juzgado señaló a La Voz del Interior que “el Tribunal entiende que se trata de una causa muy importante para la región, debido a su repercusión y a los daños producidos”. Por eso, agregó, “se están tratando de descubrir maniobras y hechos delictivos y ver lo que ha sucedido realmente, porque se ha afectado a un gran número de personas”.

El pedido de imputación incluye al presidente de la mutual, Roberto Mossano, y a otros 11 directivos. Varios de sus domicilios fueron allanados, lo mismo que las sedes de la entidad.

Las comisiones de ahorristas que se formaron en las localidades para intentar recuperar el dinero, en algunos casos terminaron pidiendo la intervención de la entidad, debido a la cantidad de irregularidades detectadas.

Comentá la nota