Mussi suena para reemplazar a Ocaña

El intendente de Berazategui, Juan Jose Mussi, es uno de los candidatos más firmes para reemplazar a la ministra de Salud, Graciela Ocaña, si se producen cambios en el gabinete de Cristina Kirchner.
Ocaña viene siendo criticada por sectores peronistas puros por su procedencia no pejotista, y dentro del Gabinete tampoco goza de muchas amistades ya que ella llegó al Gobierno del ex jefe de Ministros Alberto Fernández.

Los intendentes del Conurbano bonaerense que dialogan una vez por semana con el ex presidente, fueron consultados por Néstor hace un par de meses, y los jefes comunales le habrían sugerido la posibilidad de que Mussi asumiera en reemplazo de Ocaña, situación que fue charlada personalmente entre el ex presidente y el actual intendente de Berazategui en aquella oportunidad.

Las últimas declaraciones de Ocaña reclamando una vuelta al kirchnerismo original -mucho más amplio que el actual-, y la aparición pública del propio Fernández criticando aspectos centrales de la gestión K hicieron que desde el PJ bonaerense volvieran a insistir con la idea del reemplazo de la ministra.

El viernes pasado, algunos intendentes se reunieron y en el aire quedó flotando que la llegada de uno de ellos al poder nacional era cuestión de horas. Lo de Mussi guardaría relación directa con el compromiso personal que tomó Néstor Kirchner con los intendentes del Conurbano que, en los más duros momentos del gobierno, salieron a respaldarlo. Esa situación se profundizó con la llegada de Néstor al PJ y el tono crítico que fueron adoptando los concertadores originales.

Mussi tiene como antecedente haber sido el ministro de Salud bonaerense que más tiempo duró en su cargo, bajo el gobierno de Eduardo Duhalde. Su llegada también caería bien en la Iglesia, ya que el intendente de Berazategui nunca estuvo de acuerdo, entre otras cosas, con la política reproductiva planteada desde los sectores progresistas y el propio gobierno nacional.

Según sanitaristas de la provincia de Buenos Aires cercanos a Mussi, en caso de que el intendente prefiera quedarse en su distrito, suena como otro posible nombre el del pingüino Juan Carlos Nadalich, segundo de Ocaña en PAMI y que no mantenía una buena relación con la ministra.

Comentá la nota