Murió un piloto en pleno vuelo Bruselas-Nueva York

El avión de Continental Airlines fue comandado durante siete horas y aterrizado dos copilotos. Llevaba 247 personas que nunca advirtieron lo sucedido.
El piloto de un avión de Continental Airlines, que se encontraba en pleno vuelo de Bruselas a Nueva York, falleció de causas naturales mientras comandaba la nave.

A pesar del impacto del hecho, dos copilotos se vieron obligados a retirar el cuerpo de su compañero del asiento para poder completar el vuelo 61 de la aerolínea que se dirigía al aerpuerto neoyorkino de Newark, Nueva Jersey, y provenía de Bélgica con 247 pasajeros a bordo.

Los tripulantes del avión resolvieron el aterrizaje con absoluta reserva. Tanta, que las demás personas a bordo nunca advirtieron la emergencia, según relataron en su llegada al aeropuerto de Newark. Nunca advirtieron que, mientras el avión volaba hacia Nueva York, los copilotos retiraban el cuerpo del piloto para llevarlo al área destinada al reposo y tomaban el mando en un viaje del que aún restaban por recorrer más de 7 horas.

La FAA había puesto en alerta a los equipos de emergencia del aeropuerto de Newark, pese a que, indicó, se sabía que la nave contaba con un número adecuado de pilotos "perfectamente cualificados" para llevar a cabo el aterrizaje.

El capitán, de 60 años, murió por causas naturales y contaba con 32 años de experiencia como piloto de Continental, detalló a la agencia Efe una portavoz de la aerolínea que prefirió no difundir la identidad del fallecido.

No resulta menor destacar su edad, dado que hasta hace poco más de un año los pilotos de aviones comerciales sólo podían ejercer su trabajo en Estados Unidos hasta los 60 años, pero en diciembre de 2007 se aprobó una ley que ampliaba la edad de jubilación obligatoria de estos profesionales hasta los 65.

NO ES LA PRIMERA VEZ. Continental Airlines ya sufrió un incidente parecido al de este jueves en enero de 2007, cuando un piloto del vuelo 757 entre Houston y Puerto Vallarta (México) murió tras el despegue, con 210 pasajeros a bordo y el avión aterrizó a salvo en un aeropuerto de Texas.

En febrero de 2008, un avión de British Airways que había salido de Manchester (Reino Unido) y se dirigía a Paphos (Chipre) fue desviado a Estambul cuando uno de los pilotos falleció. La nave aterrizó con normalidad sin que ninguno de los 156 viajeros resultara herido.

Comentá la nota