Murió José Rodríguez, un histórico de SMATA

Hombre de peso en la CGT, falleció a los 74 años. Por qué lo investigaba la Justicia.
El ex secretario general del Sindicato de Mecánicos y Afines del Transporte Automotor (Smata), José Rodríguez, falleció hoy a los 74 años. Sus restos serán velados desde las 23 en la sede de SMATA de avenida Belgrano 665, de esta capital, y sepultados mañana, a las 11, en el cementerio privado Jardín de Paz de Pilar, provincia de Buenos Aires.

Rodríguez integraba el lote de los sindicalistas denominados "gordos" por su histórica presencia al frente de un gremio de los más poderosos, así como por mantener un perfil poco combativo y más afín al poder político que a los trabajadores.

Su delicado estado de salud lo obligó en abril pasado a retirarse de la conducción de Smata, y por ese motivo a partir de entonces el secretario general del sindicato es Mario Manrique, quien venía desempeñándose como secretario adjunto.

Rodríguez había asumido al frente del gremio en 1973, y estuvo 36 años en el puesto de secretario general. En los últimos años, estuvo en el centro de investigaciones judiciales por presuntas irregularidades en el manejo de los millonarios fondos de la obra social del gremio, acusaciones que el ahora fallecido había negado en 2007.

En 2004, la Justicia había procesado a Rodríguez y a otras dos personas por administración fraudulenta de su obra social, pero luego un tribunal de alzada revocó esa medida y ordenó conseguir más pruebas, mientras que el juez que lo investigaba fue separado de la causa.

En la CGT, Rodríguez ocupaba la Secretaría de Industria y Producción. El sindicalista muerto también estuvo en el centro de una investigación por el caso de los obreros de su gremio desaparecidos durante la dictadura militar y que trabajaban en en la empresa Mercedes Benz, hechos que fueron difundidos en el documental "Milagros no hay", de la periodista Gabriela Weber.

Luego, se abrieron tres juicios promovidos por los familiares de los 17 obreros desaparecidos, de los que sobrevivieron tres. La causa que estuvo radicada en principio en la Justicia Federal porteña pasó a San Martín en diciembre, a manos del juez Alberto Suárez Araujo, que investiga la megacausa del centro clandestino de Campo de Mayo.

Las investigaciones judiciales sobre Rodríguez también habían detectado una cuenta suya en Suiza, y la Justicia quería saber en qué momento fue abierta para verificar si el flujo de dinero coincide con los pagos que habría recibido Smata de Mercedes Benz entre 1975 y 1978, de los que uno habría sido hecho diez días después de los secuestros de dos de los delegados desaparecidos, Esteban Reiner y Víctor Ventura.

Comentá la nota