Murieron 50 vacas en otro tambo del partido

La sequía y la intoxicación con sorgo volvieron a provocar entre la tarde y la noche del viernes un nuevo golpe a otro establecimiento tambero olavarriense. Tal como había ocurrido diez días antes en el establecimiento “Don Carmelo” del Paraje Muñoz, donde murieron 95 vacas, esta vez fue el turno del tambo “La Mariana”, ubicado en las inmediaciones de Pourtalé, que sufrió la pérdida de medio centenar de animales.
Pedro Omar Dolagaray, uno de los propietarios del emprendimiento familiar, lamentó las pérdidas económicas y el golpe a la producción que significó la muerte en el transcurso de pocos instantes de 50 de las 135 vacas con las que contaban para el ordeñe. En diálogo con EL POPULAR, rescató que la rápida atención de profesionales veterinarios y la aplicación del antídoto indicado evitaron que la mortandad resultara aún mayor.

“Ahora tendremos que sentarnos para evaluar cómo vamos a seguir”, dijo todavía desconcertado y sin resoluciones tomadas respecto de la continuidad productiva.

Pero fue su hijo, Juan Manuel Dolagaray, quien fue más drástico en sus opiniones al plantear que tanto el tambo como el campo que explotan a la vera del camino a Pourtalé quedaron excluídos del plan de fumigación contra la tucura, plaga que se suma a las causales de pérdidas económicas que han venido experimentando los productores rurales.

“Esto de la fumigación es pura política, porque el intendente estuvo en Muñoz y se sacó fotos, pero después dijeron que ahí no se iba a fumigar porque no hacía falta. Nosotros tenemos arrendado un campo ahí, en Muñoz, y estamos evaluando que vamos a hacer porque las vacas se nos están muriendo. Los llevaría para que vean como están los campos, como un desierto, se hacen remolinos de tierra por la sequía...”, explicó Juan Manuel Dolagaray.

Para ellos la sequía ha sido la causal de los problemas que se están viviendo, con poca comida para los animales, y el panorama que se aproxima se ve todavía más complicado. “Esto no es de ahora, lo de la sequía viene de años atrás, pero no se ha hecho nada y encima nadie se ha movilizado para que el Gobierno nacional se preocupe por los productores de Olavarría. Con la importancia que tiene el Partido parece que a nadie le interesara que se nos están muriendo las vacas”, afirmó Dolagaray.

Comentá la nota