Murieron tres niños por un ataque de las FARC

La guerrilla atacó un pueblo. Allí, tres niños, de 8, 11 y 12 años, perdieron la vida. Otras 12 personas resultaron heridas
Tres niños murieron y 12 personas más resultaron heridas el martes en un ataque de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) con misiles de fabricación casera y ráfagas de armas de largo alcance contra el cuartel de la policía de un pueblo del suroeste de Colombia.

En el ataque contra el pueblo de Roberto Payán, en el departamento de Nariño, los guerrilleros dispararon cilindros de gas repletos de explosivos contra el cuartel de la policía y los artefactos se desviaron y alcanzaron viviendas en donde se refugiaba población civil.

"Lanzaron unos cilindros y afectaron a la ciudadanía, lesionaron a unas personas, resultaron muertos tres menores de edad y 12 personas más heridas", dijo el comandante de la Policía en el departamento de Nariño, coronel William Montesuma.

El oficial precisó que los niños muertos tenían 8, 11 y 12 años de edad y que los heridos fueron evacuados en un helicóptero militar al hospital de la ciudad de Tumaco.

Los ataques con explosivos y artefactos no convencionales son frecuentes en medio del conflicto interno de más de cuatro décadas que azota a Colombia y que cobra miles de vidas al año. Sin embargo, este tipo de ataques se ha reducido considerablemente en los últimos años por una ofensiva militar que lidera el presidente Álvaro Uribe y que cuenta con el apoyo de los Estados Unidos, que obligó a la guerrilla a un repliegue estratégico a apartadas zonas montañosas y selváticas.

Comentá la nota