Murieron dos pacientes con fuertes síntomas de gripe A

Los decesos se produjeron en el Centro de Salud y ambos casos se trata de personas que tenían antecedentes clínicos de enfermedades respiratorias. Se está a la espera de los resultados de laboratorio.
Dos personas murieron en el Centro de Salud, donde se instaló la principal estación sanitaria para tratar a los afectados por la gripe A, y todos los indicios marcan que el virus H1N1 habría sido el causante de los desenlaces fatales.

Las autoridades sanitarias están a la espera de las pruebas de laboratorio (demoran 10 días), pero Ricardo Figueroa, director del hospital, indicó que son pocas las dudas respecto de las causas. Los decesos se produjeron entre el lunes y el martes y se trata de pacientes "altamente sospechosos" según los calificó el profesional en declaraciones a la prensa.

Los especialistas ya habían adelantado que situaciones de esta naturaleza eran inevitables, sobre todo a la luz del comportamiento del virus en el país y en otras partes del mundo. Respecto de las víctimas tucumanas, se trata de una mujer, que primero estuvo internada en un centro asistencial del Este de la provincia, luego fue trasladada a un segundo hospital y finalmente llegó al Centro de Salud en grave estado y apenas estuvo bajo tratamiento durante un par de horas. En tanto, el lunes murió un hombre que tenía antecedentes de otras patologías.

Suben las consultas

El doctor Figueroa también comentó que en las últimas horas se incrementaron las consultas de personas con síntomas compatibles con la gripe A, con lo cual es posible que el temido pico de contagios esté llegando.

"En los últimos días hemos pasado de manera progresiva, de 80 a 107 consultas diarias. Con respecto a estas últimas, 37 de estos pacientes están con tratamiento con el antivírico Tamiflú porque eran altamente sospechosos según el cuadro clínico", argumentó.

Luego agregó que en otro sector de los dos en los cuales se encuentra dividido el centro asistencia "hay 14 pacientes internados, de ellos, tres están en asistencia respiratoria mecánica por la patología a nivel pulmonar, pero estamos esperando un nuevo caso". El funcionario también dijo que desde hoy se agregarán tres consultorios, en el área de emergencias, a los tres que se encuentran funcionando para atender exclusivamente casos de esta naturaleza.

Figueroa insistió que una vez que se adquiere la gripe o bien se sospecha de que se puede estar infectado no hay que automedicarse. "El médico debe prescribir los medicamentos, porque es él quien debe evaluar el tipo de fiebre y el estado general. Estos pacientes que se encuentran grave tienen otras patologías que hacen que su inmunidad baje y provoque lesiones", recomendó. En otro momento, aconsejó a la gente que tenga familiares internados en el hospital, que traten de suspender las visitas, y que en la medida de lo posible un solo familiar mantenga contacto, siempre y cuando no tenga síntomas de gripe. "Las visitas abiertas están prohibidas porque se corre el riego de contagiar a personas que se encuentren convalecientes por otras patologías y por lo tanto pueden tener las defensas bajas", alertó.

Manzur dijo que descentralizarán los análisis para el diagnóstico

El ministro de Salud, Juan Manzur, mantuvo una reunión ayer por la mañana con los jefes de las bancadas de la Cámara Alta, para ponerlos al tanto de las últimas novedades respecto de las medidas coordinadas que se están tomando en todo el país ante el avance del virus de la gripe A.

Durante el encuentro, que duró casi dos horas, Manzur explicó a los senadores la mecánica de descentralización de pruebas de laboratorio que se está llevando adelante, con el objetivo de descomprimir al Instituto Malbrán.

Manzur también manifestó que actualmente se atraviesa la fase de "mitigación" de la enfermedad, y por este motivo, más allá de contabilizar el número de afectados, el ministerio está trabajando para saber "por dónde está circulando el virus, con qué intensidad y cuáles son las nuevas medidas que se pueden adoptar". Consultado acerca de la tasa de mortalidad que provoca en Argentina la gripe A, Manzur negó que sea superior a la registrada en otros países.

El ministro puso al tanto a los senadores de las iniciativas que adoptó desde que asumió su cargo, y las decisiones adoptadas en el marco de la reunión del Consejo Federal de Salud, de la cual participaron titulares de carteras sanitarias de todo el país.

También indicó que el ministerio cuenta con el asesoramiento permanente de especialistas en la materia, como Daniel Stamboulian y Pedro Cahn, además de instituciones como la Sociedad Argentina de Infectología y la Sociedad Argentina de Pediatría.

Manzur también subrayó que el gobierno está incrementado la compra de antivirales y remarcó que el comportamiento del virus en nuestro país "es similar" a lo que ocurre en otras latitudes, con la salvedad que la situación es más compleja en el hemisferio Sur debido a las bajas temperaturas.

Según el último parte oficial, por este virus hay 70 personas fallecidas a la vez que, según explicó Manzur, se estima que hay alrededor de 107 mil afectados, de los cuales el 90 por ciento cursó o está cursando la enfermedad "en forma muy leve o asintomática".

El ministro también reiteró que el Estado se hará cargo del tratamiento de pacientes en instituciones privadas en caso de que no pueda efectuarse en hospitales de la red pública.

Comentá la nota