Municipios de la zona respaldan el sistema de Policía Comunal

Generan preocupación las versiones sobre la posible eliminación del sistema que rige en distritos con menos de 70 mil habitantes. Los municipios piden más recursos para la continuidad del programa de seguridad.

Municipios de la región manifestaron su respaldo al actual sistema de Policía Comunal que rige para los distritos con menos de 70 mil habitantes, al considerarlo "eficiente" en la prevención del delito. Sin embargo, sostienen que resulta imprescindible la erogación de mayores recursos por parte del gobierno provincial para su funcionamiento.

Según trascendió, el tema será tratado hoy por representantes de varios distritos, quienes se autoconvocaron a una reunión en la localidad de Los Toldos con el objetivo de elevar un documento conjunto. Sucede que una luz de alarma se encendió en varias intendencias ante versiones extraoficiales que hablan sobre la intención del Ejecutivo bonaerense de eliminar a la referida fuerza.

En tanto, fuentes gubernamentales consultadas por LA CAPITAL en La Plata, rechazaron de plano ese rumor dado que aún no existe ningún pronunciamiento oficial por parte del gobernador Daniel Scioli.

De todas maneras, serán más de veinte los funcionarios municipales que participarán del encuentro para analizar los defectos y virtudes del plan, trazarán una suerte de diagnóstico común y solicitarán la continuidad del mismo. Pero también se prevé que reclamarán a la gobernación un mejor financiamiento del programa.

Al respecto, vale recordar que semanas atrás el marchiquitense Jorge Paredi hizo punta entre los intendentes de la región al salir públicamente a defender a la Policía Comunal. Ahora, autoridades de la zona requeridas por este medio, sumaron coincidencias.

En General Alvarado

En este contexto, el titular del Ejecutivo de General Alvarado, Patricio Hogan, expresó su conformidad con el accionar de la fuerza de seguridad.

Cabe señalar que dentro de la Quinta Sección Electoral, Miramar además de la comisaría central, es una de las ciudades que cuenta con mayor cantidad de destacamentos de Policía Comunal repartidos en diversos barrios periféricos, entre ellos Parque Bristol, Copacabana, Las Flores, como así también en las localidades Comandante Nicanor Otamendi, Mechongué y Mar del Sud.

"Como intendente estoy conforme, pero eso no quita que siempre haya cuestiones para seguir mejorando", dijo Hogan.

Y aclaró que "cada vez que solicitamos colaboración del Ministerio de Seguridad tuvimos respuesta, en cuanto a móviles y motocicletas. También estamos avanzando con el escuadrón de caballería, algo que veníamos reclamando desde 2007, por ende esperamos en unos 40 días tener este servicio a disposición de la comunidad".

"Por otra parte -continuó- contamos con 16 cámaras colocadas en distintos sectores de la ciudad para detectar posibles conflictos en la vía pública".

Durante las últimas semanas se esclarecieron varios sucesos, lográndose atrapar además a unos 9 delincuentes. "Hubo una actividad intensa últimamente, pero debemos brindarle tranquilidad a nuestra comunidad, lo que estamos solicitando al gobernador (Daniel Scioli) es poder actualizar los datos del último convenio firmado en 2007 y así contar con un mayor presupuesto para derivarlo en combustible junto a otros gastos fijos que está afrontando el municipio", agregó.

Dentro de la estructura policial, el intendente alvaradense consideró que "fue fundamental el trabajo mancomunado entre la comisaría y sus destacamentos, juntamente con la Dirección Departamental de Investigaciones (DDI), Fiscalía Descentralizada, Dirección de Seguridad con el aporte de Guardia Urbana y el Foro de Seguridad".

Por último, Patricio Hogan dejó una reflexión sobre la importancia de un sistema que a su criterio, en General Alvarado, más allá de las contingencias que ocurren diariamente con la delincuencia, trajo resultados alentadores desde su puesta en marcha: "Tenemos un contacto más directo con el comisario, lo que nos permite solucionar diferentes cuestiones con mayor brevedad. Si se dejara de implementar la Policía Comunal en un futuro sería un retroceso, además notamos actualmente un mayor compromiso de la comunidad en cuanto a las denuncias en las dependencias pertinentes, lo que genera una mayor confianza", concluyó.

Defensa en Pinamar

La posibilidad de implementar un nuevo cambio y desarticular el sistema de Policía Comunal en el ámbito de la provincia de Buenos Aires generó rechazo en el municipio de Pinamar donde los principales actores vinculados a la seguridad defendieron el régimen implementado hace 5 años en la ciudad.

En ese sentido, explicaron que con el actual modelo los vecinos pueden ejercer un mayor control sobre la fuerza pública, además de participar en la diagramación de políticas locales.

Para los representantes del Foro de Seguridad pinamarense "el concepto de Policía Comunal es de futuro, lo que va a pasar en 5 ó 10 años. Sucede con el Condado de Estados Unidos y también Europa, donde los municipios son el inicio de la comunidad para que designe su policía".

Sin embargo, el titular del nucleamiento, Jorge Van der Ghote, opinó que "uno de los problemas que tenemos en la Provincia es la falta de pertenencia de los efectivos a las comunidades porque los chicos que conocen determinado lugar muchas veces son trasladados". El forista apuntó que "deberíamos tener una policía que dependa de los vecinos. Un ejemplo es la figura del sheriff que se elige por votación de los ciudadanos. Podría ser un civil que propone un proyecto de seguridad entonces la comunidad genera sus propios recursos y la gente lo vota por un período". Agregó que "si dejamos de ser comunal los jefes policiales no los elegimos más nosotros, los eligen de La Plata de nuevo. Es un despropósito y hay que decir: 'Me opongo'".

También en defensa del régimen comunal se mostró el ex intendente Blas Altieri. "Es sumamente beneficioso pero si no tiene un foro bien constituido hay problemas. Es un sistema de mucha experiencia en el mundo, hay una proximidad con la comunidad que no tiene la Provincia, tal el caso de que participás en la designación del comisario", consideró. El ex jefe comunal, en cuyo mandato se firmó la adhesión al sistema, destacó la importancia de los foros al sostener que "son los representantes de la comunidad y esto nos permite conocer mejor el barrio, la ciudad". Mencionó además que "me parece desacertada" una variación de estructura de ese tipo. "Si genero profesionales policías que sean de Pinamar hay una relación interna muy importante de afinidad y de unir a la comunidad con la policía. El comisario tiene que ser del pueblo", reclamó. Bajo su gestión también se creó una tasa municipal destinada a la seguridad.

"La tasa era administrada por el municipio pero la ejecución lo decidía exclusivamente el foro. Con esto se hacía el mantenimiento de móviles, recarga de combustible y arreglo de comisarías entre otros puntos salvo el sueldo de los policías. En su momento se firmó un convenio para recibir una partida de dinero desde Provincia por cantidad de patrulleros, policías, categorías, pero como no alcanzaba se implementó a fines de los '90 la tasa de seguridad y se estableció un porcentaje dentro de la tasa de ABL", recordó.

Por su parte, el director de Seguridad del municipio, Armando Toñolli, explicó respecto a los cambios que traería la desarticulación del modelo que "es muy prematuro decirlo, en su momento hemos trabajado con la Policía de la Provincia de Buenos Aires. Por ahí le quitaría un poco de peso a los municipios en cuanto a los medios pero acá hay un tema: por más que sea provincial o comunal el municipio va a tener que gestionar porque los recursos necesarios desde la Provincia a veces no llegan".

El funcionario aclaró que "entonces va a tener que seguir haciendo un trabajo conjunto con la policía, sea de una manera o de otra, para que Pinamar tenga una seguridad acorde". Al mismo tiempo Toñolli aclaró que "en sí el manejo operacional sigue estando a cargo de la Provincia, nosotros lo que hacemos es un control. De parte del intendente que tiene funciones también puede llegar a determinar cambios o políticas específicas para el municipio pero siempre la responsabilidad es del Gobierno de la Provincia".

Balance en Balcarce

"A nivel financiero al municipio le sale muy caro el mantenimiento de la Policía Comunal aunque a nivel operacional el balance es muy positivo y nos permite tener un control sobre el accionar policial", indicó el coordinador de la Policía Comunal y secretario de Gobierno de Balcarce, Mario Bolla.

Según el funcionario, la policía comunal funciona muy bien. "El municipio tiene un poco las riendas de lo que son las políticas de prevención. Gracias a la buena predisposición del comisario inspector Carlos Cernadas funciona correctamente porque hay prevención, policías en la calle, esclarecimiento de hechos e inclusive el intendente Pérez lo ha resaltado", contó.

Bolla se mostró conforme con el trabajo del responsable de la fuerza en el diseño de la política de prevención del delito. "En la Departamental la Policía de Balcarce está muy bien conceptuada y tiene las mejores estadísticas de la zona por una gran cantidad de operativos, allanamientos por droga y aprehensiones", agregó.

Por otra parte, el secretario de Gobierno consignó que la partida que envía la Provincia es reducida y no tiene variaciones desde el 2007.

"Los 30.000 pesos que nos envían son insuficientes, ya que sólo entre combustible y lubricantes superamos esa cifra". Balcarce necesitaría alrededor de 68.000 pesos mensuales para funcionar como hasta ahora, ya que el municipio aporta 38.000 pesos. "El convenio que tenemos no nos permite con ese dinero la reparación de móviles o la compra de repuestos. Cuando se rompe un patrullero la comuna lo tiene que arreglar", indicó Bolla.

Desde hace un año y medio la comuna viene gestionando mayores fondos para la Policía Comunal aunque todavía no se han concretado. "Me han indicado que hay una nueva disposición, que aún no se ha puesto en marcha, que asigna un puntaje a cada municipalidad, donde con mayor puntuación habrá mayor presupuesto. Son cuatro rubros que dan de uno a cuatro puntos. Podés tener un total de 16 puntos y en Balcarce tenemos 14", adelantó el funcionario.

Por último, el coordinador aseguró que desde el Ministerio de Seguridad les dijeron que la ciudad tiene uno de los puntajes más altos y que cuando se apruebe el coeficiente seguramente duplicarán la partida actual.

Orígenes, fundamentos y excepciones

El sistema de Policía Comunal en la provincia de Buenos Aires comenzó a implementarse en octubre de 2004, por iniciativa del entonces ministro de Seguridad, León Arslanian, y del gobernador Felipe Solá.

El mismo fue diseñado para partidos con menos de 70 mil habitantes, mientras que en los municipios restantes fueron reestructuradas la policías distritales.

Sin embargo, la puesta en marcha de este plan de seguridad fue opcional y no todas las intendencias con esa baja densidad poblacional adhirieron al mismo, tal el caso de Villa Gesell o Dolores, por citar algunos ejemplos.

En el caso de Villa Gesell, a pesar de encuadrarse dentro de las características del régimen comunal, el municipio continúa bajo la órbita distrital para el manejo de la policía bonaerense. De esta manera integra junto a los partidos de Pinamar, La Costa, General Madariaga y General Lavalle la Jefatura Departamental Pinamar y dentro de su jurisdicción el sistema depende formalmente del ámbito provincial aunque con participación del intendente Jorge Rodríguez Erneta en las políticas de seguridad.

La adopción de la policía distrital se fijó cuando la administración provincial puso en marcha la ley 13.210 y la Municipalidad, durante el mandato del intendente radical Luis Baldo, decidió no firmar el convenio de adhesión.

Fundamentos

En cuanto a los fundamentos de la implementación de este modelo, el Ministerio de Seguridad bonaerense argumenta que "la diversidad de la problemática en la provincia promovió la creación de la Policía Comunal cuyo propósito es atender la seguridad de las comunidades de menos de 70.000 habitantes y a su vez, resolver las problemáticas delictuales tanto de naturaleza rural como urbana".

Según la normativa oficial, "Esta iniciativa se fundamenta en tres pilares: un compromiso político sostenido, el apoyo de la comunidad a través de mecanismos de participación concreta y efectiva y la priorización de la formación y capacitación para el mejoramiento del desempeño de los miembros de la fuerza de seguridad".

A su vez "el marco normativo que sustenta el presente diseño curricular se encuadra en la estructura del Sistema de Seguridad comprendida en las leyes 12.155 y 13.210 de la provincia de Buenos Aires. En este sentido, la estrategia de descentralización se expresa de diferentes maneras: en primer lugar, a través de su Ley Nº 13.210 (Art. 7) que establece las atribuciones de los intendentes en el diseño de políticas preventivas y las acciones estratégicas de la policía comunal; en segundo lugar, la formación de esta nueva policía se concretará en las diferentes regiones de la provincia de Buenos Aires respetando la procedencia territorial de los aspirantes que se seleccionen para incorporarse a esta policía comunal".

Y sostiene que "su misión es prevenir la comisión de delitos, conjurar e investigar las actividades propias del ámbito rural, preservar las libertades, el orden y la paz públicos, con estricto apego a las leyes y a los derechos humanos".

Comentá la nota