Los Municipios vaticinan un 2010 "muy complicado"

El Intendente de Ushuaia consideró que "en la medida en que no haya un resurgimiento de la economía a nivel nacional, la situación se va a agravar aún más", toda vez que se está ante "un proceso inflacionario con retracción del recurso; es decir que los gastos crecen mes a mes, y los recursos se mantienen en el tiempo, o bajan".
El intendente de Ushuaia, Federico Sciurano, vaticinó que "se perfila un año 2010 muy difícil y complicado en materia económica, a nivel provincial y de la ciudad", y anotó que "en la medida en que no haya un resurgimiento de la economía a nivel nacional, la situación se va a agravar aún más".

El jefe de la comuna capitalina señaló que "estamos cerrando el presupuesto para el año próximo, y realmente nos encontramos con un panorama sumamente delicado, en términos de recursos corrientes para los gastos corrientes".

Sciurano remarcó que "el peor panorama económico que puede tener cualquier administración, sea pública o privada, es un proceso inflacionario con retracción del recurso; es decir, un proceso en el que los gastos crecen mes a mes, y los recursos se mantienen en el tiempo, o bajan, que es lo que nos está pasando en estos momentos en la Argentina".

"Esto, obviamente no tiene muy preocupados", expresó el titular del Ejecutivo de Ushuaia, quien manifestó que el cuadro de situación descripto "hace difícil evaluar algunas inversiones que se puedan dar en el tiempo".

Mejora en pago de coparticipación

En otro orden de cosas, el Intendente Sciurano reconoció que en materia de pago de coparticipación, por parte del Gobierno provincial, "hay una mejoría, más allá de que todavía no se puede decir que los recursos nos están llegando en tiempo y forma".

"Desde la reunión que tuvimos hace un mes atrás con la Gobernadora, de alguna manera el Gobierno provincial ha ido acortando los plazos para el envío de fondos", aseveró, para anotar que el depósito de los recursos a los municipios "es mejor de lo que nos pasaba hasta hace un par de meses", pero insistió en que "esto no quiere decir que el problema está totalmente resuelto".

Sciurano remarcó que "acá sigue existiendo un atraso, pero tengo la obligación de decir que ha habido un achicamiento en el plazo que se manejaba anteriormente, que era de prácticamente un mes, y ahora estamos hablando de 2 / 3 semanas de demora en el goteo".

De todos modos manifestó que tiene cifradas "grandes expectativas" en lograr en sede judicial una solución definitiva al problema de la demora en el pago coparticipación, en el marco de las audiencias que se llevan adelante en forma conjunta entre el Gobierno provincial y los tres municipios de Tierra del Fuego.

"Tenemos la expectativa de que en ese marco de negociaciones se comprenda la situación del Municipio, por parte del Gobierno Provincia, y que de alguna manera se faciliten las herramientas para que el Municipio pueda llevar adelante su administración en tiempo y en forma como corresponde".

Río Grande tiene la misma situación

En el mismo sentido, el secretario de Hacienda del Municipio de Río Grande, Paulino Rossi, reconoció que "si bien la situación no está absolutamente normal (en materia de pagos de coparticipación), sí hay que reconocer que se está descomprimiendo y empezando a regularizar".

En diálogo con Radio Fundación, el funcionario riograndense señaló que "nosotros veníamos haciendo reclamos muy fuertes porque la Provincia llegó a tener hasta un mes de atraso en los pagos de coparticipación, pero ahora estaremos en una demora de entre 12 y 15 días en el envío de recursos. Así que, si bien no es la óptima, la situación ha mejorado mucho, y reconocemos que hay un cambio de actitud por parte del Gobierno provincial, que ayuda a descomprimir la situación".

En este marco, entendió que "una vez que se ponga en marcha el sistema de goteo, no nos va a encontrar con una deuda tan abultada, sino con una cifra más manejable en lo que respecta al último mes; porque en lo que respecta a la deuda histórica aún no hay definiciones".

Observó que "nosotros queríamos generan un mecanismo que nos dé un marco de racionalidad en materia de coparticipación de recursos diarios" y que "luego nos sentaremos con las autoridades del Gobierno las alternativas tendientes a la recuperación de la deuda histórica".

Un año complicado

En cuanto a la situación económica de Río Grande manifestó que "sabíamos que íbamos a tener un año complicado, porque aparte del atraso en el envío de fondos va a entrar menos dinero de lo que habíamos presupuestado", y agregó que "tuvimos que hacer un ajuste de más de 25 millones de pesos, que por supuesto no es nada agradable".

De todos modos anotó que "ésta no es una excusa para dejar que esta crisis nos sorprenda, sino que hemos encarado políticas muy activas e intensificado la planificación para hacer frente a la situación y sobrellevar la crisis de la mejor manera posible, fundamentalmente minimizando el impacto en la sociedad".

Comentó por tanto que, en materia de obra pública "la estamos retomando muy tímidamente", toda vez que "para las obras más importantes tenemos atrasos muy significativos en los pagos, y si bien los estamos comenzando a normalizar aún el stock de deuda es muy alto, sobre todo con los grandes proveedores, porque con los pequeños proveedores estamos mucho mejor".

Comentá la nota