Los municipios de las Sierras Chicas anunciaron ayer un programa de cortes del suministro de agua ante la prolongada sequía que afecta a distintos puntos del territorio cordobés, aunque hay alertas por fuertes lluvias en el norte y sudeste provincial. Lo

Desde Zoonosis indican que luego de 13 años de trabajo de concientización, se conoce la afección pero que cada año se registran más focos contagiosos por hogar. Harán intervenciones en el cementerio
Desde el área de Zoonosis del Municipio se presentaron nuevas medidas en la lucha contra el dengue, y aseguraron que si bien se vienen desarrollando muchas actividades preventivas, aún falta una respuesta desde los riocuartenses en cuanto a la tenencia de recipientes descubiertos en sus patios. Indicaron que luego de 13 años de trabajo, si bien ha crecido el conocimiento que la gente tiene de la enfermedad, no ha bajado el promedio de estos contenedores en la ciudad.

Marcelino Carranza, a cargo del área del Municipio, comentó a PUNTAL que desde 1996 se vienen tomando medidas de acción de acuerdo a los índices que se registran de población del mosquito. En este sentido, recalcó que en cuanto a lo educativo se ha notado un preocupante fenómeno.

"Desde hace 13 años tenemos una misma encuesta que apunta básicamente a los conocimientos de la enfermedad, el mosquito y los medios que utiliza el mosquito", explicó Carranza y señaló: "Notamos que en aquel entonces el 50% de la población tenía las nociones básicas del tema. Hoy, se pasó al 98%, es decir que casi toda la población conoce esas consideraciones".

-¿Qué sucede con las medidas tomadas por los vecinos?

-Cuando nosotros hacemos los relevamientos del promedio de recipientes por casa, como potenciales criaderos, los números son alarmantes. En teoría deberían ser inversamente proporcionales al conocimiento, pero el promedio aumentó en estos 13 años.

"No somos conscientes del riesgo, no nos moviliza", reflexionó Carranza y sostuvo que

"hemos notado que lo que más llama es el accionar de los chicos, por eso se está trabajando con las escuelas primarias y secundarias, con actividades de prevención".

Marcelino Carranza señaló que aunque la ciudad esté tapada con folletería lo que más convoca son las actividades con los niños, cuando desde las escuelas se invita a los vecinos a participar de medidas preventivas.

En cuanto a los sectores carenciados, indicó que se hacen intervenciones con áreas de Promoción Social, con lo que se ha solucionado en un 90% la situación asistiendo casa por casa. "Si bien no era el período, no se encontró ninguna larva y el promedio de recipientes fue muy bajo, considerando que en estos sectores más humildes el promedio es de 11 por casa", aseguró Carranza.

-¿Cuánto ayudan las medidas que se proponen implementar desde el Concejo Deliberante?

-La idea es limitar los volúmenes de acúmulo y que además estén bajo techo, eso es muy bueno pero hasta que eso se logre debemos ir tomando medidas. Hay que pensar que a mediadios de noviembre tenemos un nuevo brote de la larva.

-En una primera instancia se adhirió a la ley provincial 9666.

-Claro, la adhesión a la ley provincial de lucha contra el dengue nos facilita las órdenes de allanamiento, porque si bien la ley estaba, los procesos eran muy lentos. Ahora, si alguien no quiere participar, esto nos permite sanciones mucho más severas.

Control de chacaritas

La ordenanza vigente para los controles de plagas, contempladas en la 1439/07, establece que es obligatorio realizar las inspecciones en una frecuencia de 30 días. Una empresa autorizada por el Muncipio asiste en este período a cada comercio y en caso de que haya algún tipo de plaga se deben tomar las medidas necesarias. Si no las hubiera, se entrega un certificado de libre de plaga con una validez de 30 días.

Ahora, en los lugares donde se generan potenciales criaderos permanentes, como son las gomerías, chacaritas y comercios similares, se determinó que la validez de la certificación será por sólo 7 días. "Cuando el controlador de plagas vaya una vez por semana a los comercios, estimamos que la probabilidad de que se desarrolle el Aedes aegipty en esos lugares será muy baja", sostuvo Carranza.

Señaló que las gomerías son focos muy complicados de generación de las larvas. "Hay dos picos del Aedes en Río Cuarto, uno en marzo y otro en noviembre. En estas épocas, cuando queremos encontrar las larvas de los mosquitos, vamos a las gomerías", dijo.

-Se han acordado medidas conjuntas con gomerías y chacaritas.

-La participación de las gomerías y las chacaritas es fundamental, algunos ya están haciendo compactación para colaborar. El problema es el destino final de las gomas como la chatarra, porque eso no se lo lleva Gamsur. Los gomeros nos ofrecen las gomas para que las llevemos, pero cuesta el enterramiento porque no son biodegradables y ocupan mucho espacio. Los encargados de las inspecciones no sólo aplican insecticidas, también agujerean las gomas si es necesario.

Comentá la nota