Municipios: recomiendan bajar planta política para poder otorgar el aumento

Desde la Comisión de Participación reconocieron que será "complicado" adherir al anuncio de Brizuela.
Conocido el anuncio del gobernador Eduardo Brizuela del Moral de otorgar un aumento del 15 por ciento para los empleados públicos, los intendentes comenzaron a hacer números para ver si podrán adherir a la mejora salarial que, para la Administración Provincial, comenzará a regir en enero próximo.

Algunos distritos no estarían en condiciones de hacer frente a esta medida, en razón del ya alto costo que deben erogar en salarios. Sin embargo, la presidenta de la Comisión de Participación, Olga Santillán de Doro, aconsejó a los jefes comunales, entre otras medidas de ahorro, desprenderse de planta política y con lo que se gasta en sus sueldos, financiar el aumento.

La intendenta oficialista de Icaño (La Paz) saludó la iniciativa del mandatario, aunque reconoció que las comunas podrían tener complicaciones para sumarse.

"Son momentos difíciles, y para los municipios en general, nos va a costar afrontar ese incremento en los salarios. Pero, creo que toda situación complicada nos da la posibilidad de ingeniarnos, para ver cómo podemos sortearla", comentó a El Ancasti.

La jefa comunal consideró que los municipios deberán "ajustar al máximo la administración general, y achicar la planta política, porque creo que este anuncio que hizo el Gobernador es en respuesta a un pedido que hacen todos los sectores".

Santillán pidió cautela a sus pares, de manera que determinen si podrán hacer frente al aumento, y además, hacerlo sostenible en el tiempo.

Con respecto a los distritos más complicados, aquéllos que deben ser asistidos mes a mes por el Fondo de Emergencia, recordó que algunos de ellos tienen una planta de funcionarios y asesores sobredimensionada.

"Hay algunos municipios complicados, de esos que reciben asistencia del Fondo, que tienen una planta política grande. Entonces, podrían achicar el gasto que tienen en sueldos de funcionarios, para poder tener más recursos como para el aumento", agregó.

Panorama

El último aumento salarial que realizaron las comunas fue en sintonía con la mejora decretada en septiembre de 2008 por la Provincia.

Con ese último aumento, algunos distritos quedaron al límite de sus posibilidades, especialmente aquéllos que destinan más del 70% de su coparticipación en sueldos. En esta situación está alrededor de una docena de comunas.

La Municipalidad de la Capital, por ejemplo, tiene que buscar la manera de implementar el aumento sin incumplir lo que dice la Carta Orgánica.

Es que, tras la última mejora, para una nueva suba podría tener impedimentos legales.

Un caso particular es el de Andalgalá, que primero otorgó el aumento del año pasado, y luego lo suspendió, sin nunca llegar a hacerlo efectivo.

Esto motivó el reclamo de los trabajadores del municipio, que protagonizaron distintas acciones de reclamo.

El intendente José Perea dijo que no tenía recursos para hacer frente a este gasto, y que una prueba de las complicaciones financieras de la comuna era los constantes pedidos de asistencia.

Comentá la nota