Los municipios no podrán usar el fondo sojero para sueldos, advirtió Randazzo

Los municipios no podrán usar el fondo sojero para sueldos, advirtió Randazzo
El ministro del Interior se refirió al tema en La Plata, adonde asistió a la asunción del nuevo ministro de Asuntos Agrarios * Se necesitaba el aval del Gobierno nacional para redireccionar esos fondos afectados
La mayoría de las comunas bonaerenses atraviesan una complicada situación financiera, incluso penosa en algunos casos, que complica el pago de haberes a los empleados y coloca en difícil situación a los intendentes que enfrentan negociaciones por aumentos salariales exigidos por los sindicatos. El tema es casi excluyente en cada encuentro que el gobernador Daniel Scioli está manteniendo con los jefes municipales durante las dos últimas semanas.

De esas conversaciones surgió en estos días la sugerencia de echar mano a fondos afectados originalmente a otras finalidades, como el denominado fondo sojero, para hacer frente a la demanda salarial. Pero habrá que seguir buscando alternativas, porque ayer el ministro del Interior, Florencio Randazzo, desechó públicamente la posibilidad de que el Fondo Federal Solidario que reciben las comunas por las retenciones a la soja sea utilizado para pagar salarios.

?Por estas horas, no tenemos ninguna intención de modificar el fondo?, afirmó Randazzo en la Casa de Gobierno bonaerense, donde asistió al acto de asunción de Ariel Franetovich al frente de la cartera de Asuntos Agrarios. ?Nuestra intención es que ese aporte que estamos haciendo a más de dos mil municipios del país no vaya a gasto corriente y sea utilizado para obras que están vinculadas a la infraestructura educativa, cloacas, agua corriente?, expresó el funcionario nacional.

La posibilidad de que los ingresos frescos del fondo sojero pudieran ser redestinados para aliviar las cuentas de los intendentes surgió nítida el lunes de esta semana, cuando Scioli visitó la localidad de Junín y se reunió con 12 jefes comunales de partidos opositores y del interior provincial. El pedido de esos intendentes contemplaba que el gobernador hiciera de intermediario ante la Nación para facilitar esa alternativa.

Pero en realidad la idea de que esos fondos se puedan utilizar para otros fines ya había pasado antes por la cabeza del ministro de Economía bonaerense, Alejandro Arlía, cuando se planteó la necesidad de "bajar" con urgencia partidas destinadas a combatir la propagación de la epidemia del virus de la gripe porcina.

De una forma u otra, ayer el ministro del Interior dio por tierra con esa posibilidad. ?Nosotros, a través de un decreto, afectamos el 30% de lo ingresado por exportación a la soja para obras de infraestructura social, y deberíamos modificar ese decreto?, puntualizó Randazzo.

El intendente de Bragado Aldo San Pedro, otro de los que opinó del asunto, consideró que esa medida ?sería una salida pero tampoco resolvería el tema permanente?. Probablemente tenga razón porque lo que están recibiendo algunos municipios por el fondo sojero no son grandes cantidades. En el caso de General Pueyrredon por ejemplo, los ingresos por esa vía significan algunos pocos puntos porcentuales que ni siquiera alcanzarían para cubrir el 7% de aumento que reclama el Sindicato de Trabajadores Municipales.

Barajan otras alternativas

El gobernador también se reunió el martes con otro puñado de intendentes, en La Plata. Allí reiteró que la Provincia asistirá a los distritos que no lleguen a cubrir las necesidades mínimas y además manifestó su confianza en que la recaudación bonaerense alcanzará los niveles previstos en el presupuesto anual, lo que posibilitará el envío en término de la coparticipación municipal.

Durante las encuentros se barajaron también otras posibilidades: para los municipios con menos de 75 mil habitantes se habló de la posibilidad de eliminar las policías comunales. Fue el ministro de Gobierno Eduardo Camaño quien anunció que la Provincia está evaluando esa posibilidad.

Son alrededor de 60 municipios los que crearon esa fuerza durante 2004, pero desde entonces hubo problemas por el monto de los fondos que reciben desde La Plata para solventar esos gastos.

Por otro lado, un grupo de intendentes del Acuerdo Cívico y Social le propuso a Scioli cobrar ellos mismos el impuesto Inmobiliario para las casas con valuación menor a 100 mil pesos. También pidieron que actualizar dos años la descentralización del cobro del impuesto Automotor, apuntando en este caso a que los municipios cobran las patentes de los vehículos hasta el modelo 1997 y cada vez quedan menos autos de modelos viejos circulando por la provincia.

Planes de lucha

Mientras tanto, los gremios que nuclean a los trabajadores públicos municipales continúan con los planes de lucha por aumentos y en otros casos denuncian atrasos y desdoblamientos en el pago de salarios.

Durante esta semana se conoció la decisión de al menos ocho jefes comunales para pagar los sueldos en forma desdoblada, incluidos a los administrativos y funcionarios.

En algunos distritos los empleados municipales ya han tomado medidas de fuerza mientras que en otros, como General Pueyrredon, el diálogo todavía está abierto pero con necesidad de llegar a acuerdos en cuestión de días.

Aquí, la conducción y los delegados del sindicato accedieron a una tregua de 72 horas a pedido del intendente Gustavo Pulti para seguir negociando aunque la propuesta de pagar el aumento pedido en cuotas ya fue rechazado por los municipales.

Trascendió que el sindicato podría aceptar el pago escalonado del 7%, pero exigiría que el último tramo, de 3%, se abone como máximo a fin de año (el municipio propuso completar ese pago en febrero de 2010).

Comentá la nota