Los municipios podrán pagar a sus proveedores con bonos de la Provincia

Luego que el Gobierno de Daniel Scioli oficializara la emisión de los Bonos de Cancelación de Deudas de la Provincia de Buenos Aires, autorizados por la Legislatura en el Presupuesto 2010 por 850 millones de pesos.
Luego que el Gobierno de Daniel Scioli oficializara ayer la emisión de los Bonos de Cancelación de Deudas de la Provincia de Buenos Aires, autorizados por la Legislatura en el Presupuesto 2010 por 850 millones de pesos, desde la cartera de Economía bonaerense advirtieron que los municipios también podrán utilizarlos para afrontar el pago a sus propios proveedores.

Tras reunirse con la titular de la Cámara Argentina de la Construcción, Graciela De la Fuente, para explicarle los alcances del bono de cancelación de la deuda, el ministro de Economía provincial, Alejandro Arlía destacó que "los municipios, para poder adherir a este bono, deben sancionar una ordenanza municipal que autorice el endeudamiento, y deben garantizar los fondos con la coparticipación municipal".

El bono será emitido en pesos y tendrá como características una tasa Badlar (tasa de referencia que usan todos los bancos privados a la hora de otorgar un crédito), a pagar en un plazo de 15 meses, con un período de gracia de capital (que podría rondar los tres meses.)

Además, los títulos serán escriturables y libremente transmisibles, y tendrán como garantía recursos provinciales provenientes del Régimen de Coparticipación Federal de Impuestos.

En tanto, los proveedores podrán aplicar los títulos para cancelación de deudas con el Banco de la Provincia de Buenos Aires, o podrán ser utilizados como garantía de crédito para sus tenedores.

Cabe destacar, que la iniciativa provincial recibió fuertes críticas desde el sector empresarial. Previamente al anuncio oficial, el presidente de la Confederación de Pymes Constructoras (CPC), Norberto Sánchez, había sostenido que el pago con bonos tendrá un "efecto devastador sobre la economía de las pymes y sobre el nivel de empleo".

"Si bien somos conscientes de las circunstancias que obligan a la Provincia a emitir dichos bonos, consideramos que deberán contemplarse sus efectos en las empresas constructoras, adecuando el ritmo de obra a sus posibilidades financieras, que se deberán hacer en plazos más largos", sostuvo Sánchez.

Otra es la posición de la Cámara Argentina de la Construcción, pues su titular, Graciela De la Fuente avaló la emisión del bono al asegurar: "Entendemos que la Provincia está haciendo un gran esfuerzo por cumplir con nuestras empresas; sabemos que este ha sido un año muy difícil y por eso reconocemos la voluntad de resolver esta problemática discriminando aquellas Pymes de la construcción y efectuándoles parte del pago en efectivo para evitar desequilibrios financieros".

Comentá la nota