Municipios se ilusionan con el fondo sojero.

En los próximos días, la Provincia empezará a distribuir los recursos, correspondientes al primer mes, ya girados por la Nación.
Del Fondo Federal Solidario, que en marzo anunció el Gobierno nacional para distribuir entre las provincias y los municipios del país, 30 por ciento de lo que el Estado recibe por los derechos de exportación de la soja y sus derivados, las localidades cordobesas aún no vieron un peso.

La Provincia ya recibió, correspondiente a abril, unos 48 millones de pesos. Y según un listado al que este diario tuvo acceso, repartirá –como fija el decreto nacional– 30 por ciento entre los 247 municipios y comunas. La primera suma mensual total a repartir entre todas es de 10.145.000 pesos. No hay certeza de que cada mes se repitan esos valores, ya que dependen de la cantidad efectiva de soja y derivados vendidos y del precio que vayan teniendo.

El cálculo estimado es que la provincia de Córdoba recibiría durante 2009 entre 470 millones y 570 millones de pesos. De ese total, para los municipios irían entre 140 y 170 millones de pesos.

La distribución se fijó de acuerdo con el tamaño en habitantes de municipios y comunas. Y de los 10 millones correspondientes a abril, a la ciudad de Córdoba le corresponderán 3.211.000 pesos, aunque en todo su ejido no se cultive ni una hectárea de soja.

Replicando la misma discusión respecto del aporte que hacen las provincias sojeras y las que no lo son, también la distribución de este fondo es equitativo entre todos los municipios, estén o no ligados a la actividad agropecuaria.

Sólo para obras. En el decreto reglamentario del sistema, el Gobierno nacional conformó una unidad ejecutora para controlar que los gobernadores cumplan con el criterio fijado de que el dinero se destine a obras públicas y que el 30 por ciento que se deriva a los municipios sea también con ese destino y no para financiar gastos corrientes (como pago de sueldos o de funcionamiento).

Hasta ahora, la Provincia no transfirió recursos a ningún municipio. Ante el reclamo de algunos, el argumento es que lo hará a medida que cada localidad presente los proyectos de obras que financiará con estos fondos. Varios intendentes señalaron estar en ese trámite y dijeron esperar que desde los próximos días ya se empiecen a concretar transferencias.

Los fondos serán variables cada mes –mientras esté vigente el decreto que sostiene este sistema–. Pero dado que no representarán en volumen cifras significativas en relación con los presupuestos de cada municipio, para financiar obras de alguna envergadura, deberán reunirse los aportes de uno o varios años enteros.

Una cuadra de asfalto. Hacer una cuadra de asfalto con cordón cuneta, por ejemplo, cuesta actualmente unos 110 mil pesos. De ese modo, y si se tomara lo que reparte el fondo en abril como promedio, a ciudades como Río Tercero o Alta Gracia les alcanzaría para sumar una cuadra por mes. Villa María podría hacer casi dos por mes. Y ciudades más chicas, del tamaño de Corral de Bustos, Hernando o Capilla del Monte necesitarán tres meses del aporte por cuadra. A su vez, las más pequeñas comunas –por ejemplo de mil habitantes– requerirán el aporte de tres años para costear 100 metros de asfalto y cordón.

Comentá la nota