Municipios del Gran Córdoba reconducen sus presupuestos esperando más coparticipación

Villa Allende, Mendiolaza, Malvinas Argentinas y Anisacate postergaron la sanción de las ordenanzas de ingresos y egresos para 2009 hasta conocer a cuánto dinero subirán los aportes coparticipables que envía el gobierno provincial.
Algunos municipios del Gran Córdoba como Villa Allende, Malvinas Argentinas, Mendiolaza y Anisacate decidieron postergar la aprobación de sus respectivos presupuestos para el ejercicio 2009 a la espera que la Provincia les envíe los fondos de coparticipación actualizados según los resultados del último censo de agosto.

Villa Allende cobra actualmente fondos provinciales por una suma proporcional a los 19.830 habitantes que tenía en 1996, cuando se llevó a cabo el último relevamiento demográfico de Córdoba. En cambio, el censo realizado hace pocos meses atrás estableció una población de 27.164 residentes estables.

La situación de Malvinas Argentinas es aún más compleja, que ya esta localidad del departamento Colón pasó de 7.213 a 12.484 pobladores en los últimos 12 años.

Un panorama más grave todavía se da en Mendiolaza. Si bien este pueblo no llegó a la categoría de ciudad, avanzó de 2.390 a 8.126 vecinos permanentes entre 1996 y 2008, un aumento récord para toda la provincia.

En el caso de Anisacate, la suba poblacional se dio entre 2.055 y 2.692 habitantes. No obstante, tras la protesta de las autoridades comunales, la cifra final superaría los 3 mil residentes, ya que al cargar los datos se habría producido un error y no fueron computados más de 400 vecinos que viven en uno de los barrios.

Teniendo en cuenta los anuncios del gobierno provincial de que a partir de la primera quincena de enero- se envía a fines de ese mes- serán actualizados los fondos de coparticipación adecuándolos a la nueva realidad demográfica, los intendentes de estas cuatro jurisdicciones decidieron esperar.

“No quisimos aprobar un presupuesto municipal en el aire, sin saber cuál será el monto coparticipable que pasaremos a percibir desde fines de enero. Por esa razón, reconduciremos hasta marzo el cálculo de ingresos y egresos del año pasado y luego lo actualizaremos con una proyección a todo el año, teniendo en cuenta lo que llegará de la Provincia”, sostuvo el intendente de Mendiolaza Daniel Salibi.

Un criterio similar fue adoptado por Máximo Martínez, titular del Departamento Ejecutivo de Villa Allende y por Daniel Arzani, la máxima autoridad de Malvinas Argentinas.

“Como la realidad de nuestra ciudad cambiará sustancialmente en términos financieros, decidimos esperar unos meses para recién definir el nuevo presupuesto, adaptando las futuras partidas a la actualización que hará la Provincia”, señaló Arzani.

En el caso de Villa Allende, el Ejecutivo había enviado un proyecto de presupuesto al Concejo Deliberante, pero posteriormente decidió retirarlo por las causas mencionadas.

“En el caso Anisacate se han dado varios elementos importantes. En primer lugar a la hora de cargar los datos del censo se olvidaron un barrio y eso implicó perder más de 400 habitantes. Tras nuestro reclamo, en Córdoba se dieron cuenta del error y finalmente tendremos más de 3 mil pobladores, tal como suponíamos. Nos han prometido pasarnos desde el gobierno antes de fin de mes una estimación de cuánto cobraremos de coparticipación, luego de pasar de la categoría de comuna a la de municipio. Una vez que tengamos este dato tan importante podremos definir el presupuesto para 2009”, sostuvo Ramón Salazar, presidente comunal de este pueblo del departamento Santa María.

En este contexto debe explicarse que los recursos de coparticipación no aumentarán en forma directamente proporcional a la suba en la cantidad de habitantes. Para el reparto se aplica una fórmula matemática especial que tiene en cuenta un coeficiente o piso mínimo a repartir entre todas las comunas, más allá del menor o mayor número de pobladores que tiene cada una de estas pequeñas jurisdicciones locales

Comentá la nota