Los municipios deberán ahora tratar sus residuos urbanos.

La hegemonía y supremacía del bloque Tucumán Crece, le permitió al oficialismo transformar en ley la descentralización del tratamiento de los residuos sólidos.
La cuestión que disparó uno de los mayores debates en la sesión legislativa de ayer, presidida por Regino Amado, fue el traspaso del tratamiento de los residuos sólidos de la provincia a los municipios. Un proyecto que fue presentado y sostenido por la legisladora Carolina Vargas Aignasse y que no fue acompañado por el voto del radical José Cano, por el laborista Renzo Cirnigliaro, por los republicanos Ricardo y José Luis Bussi, lo mismo que por Esteban Jeréz. Igual actitud asumió, para sorpresa de muchos, Jorge Mendía.

Aunque en su momento Vargas Aignasse habló de la descentralización y de la autonomía municipal, y del compromiso del Estado provincial con el tema, Cirnigliaro fundamentó su negativo sosteniendo que las autoridades pretendía de esta manera desligarse del servicio para quedar exento de posibles violaciones al medio ambiente que se comenten en la actualidad. Lo cierto es que el Gobierno provincial está soportando algunas acciones judiciales por ese motivo.

Hotel cinco estrellas

No menos intenso fue el debate previo a la aprobación del convenio firmado entre el Poder Ejecutivo y la Sociedad Sol del NOA para la construcción de un nuevo hotel cinco estrellas en Tucumán, que comprometió al Estado devolver a esa firma hasta 11 millones de dólares de la inversión total (calculada en 40 millones de dólares) a través de créditos fiscales.

El oficialismo defendió la iniciativa resaltando la necesidad que tiene la Provincia de contar con ese establecimiento de lujo, que estará dotado de un centro de convenciones y una sala de juegos de azar; pero, fundamentalmente, destacando la generación de nuevos puestos de trabajo durante y después de la finalización del proyecto, que demandará un plazo aproximado de 60 meses.

En cambio, la oposición objetó el convenio por considerar excesivo el monto a reintegrar por parte del Estado, máxime cuando el gobernador José Alporovich viene realizando declaraciones diarias respecto a la necesidad de controlar el gasto público frente a la crisis imperante. Además, los opositores reiteraron su objeción a la sanción de normas que, en el marco del plan provincial de Incentivo a la Inversión, otorgan grandes beneficios fiscales a empresas foráneas. "Basta de editar leyes con nombre y apellido, porque no es transparente y porque no se le da el mismo trato a los empresarios tucumanos", disparó el republicano Ricardo Bussi.

En la misma sintonía, el radical José Cano propuso "generar una ley de fondo, una ley marco, que contenga a este tipo de inversiones y ponga a todos (a los empresarios de afuera y a los tucumanos) en un plano de igualdad".

Ley de motos

Entre otros proyectos, aunque en éste caso con el consenso de oficialismo y oposición, ayer se aprobó una norma que establece fuertes obligaciones y restricciones al uso de motocicletas. Entre otras medidas, la ley sancionada por la Cámara, una vez promulgada, prohibirá que más de dos personas puedan viajar en ese tipo de vehículos y obligará a los conductores a circular con casco y con el seguro al día”.

Moratoria impositiva

Tampoco hubo mayores objeciones para la aprobación de la iniciativa del PE que establece la creación y puesta en vigencia de un régimen de excepcionalidad de facilidades de pagos para cancelar deudas tributarias provinciales vencidas al 31 de diciembre de 2008. La norma, de alcances similares a los que establece la moratoria y régimen de blanqueo de capitales que aprobó el Congreso de la Nación para los morosos de la AFIP, contó con 41 votos a favor y 1 en contra (el del laborista Renzo Cirnigliaro).

Uno de los aspectos principales del plan de facilidades dispuesto por el Gobierno tucumano está dado por los importantes descuentos para quienes paguen de contado la deuda con el fisco, al margen de la suspensión de las acciones judiciales iniciada por la Dirección de Rentas contra los morosos.

Comentá la nota