Municipios coordinan con la provincia el regreso a sus hogares de los damnificados por las crecidas

Los intendentes de la Isla del Cerrito, Puerto Tirol, Puerto Vilelas, Barranqueras, Fontana, Margarita Belén y Colonia Benítez afrontaron la emergencia hídrica mediante un trabajo coordinado con diversos organismos de la provincia.
En todos los casos se realizan tareas de reforzamiento de defensas y limpieza de desagües previendo la posibilidad de reiteración de las precipitaciones, pero la mayoría de los evacuados comenzaron a retornar a sus hogares.

El intendente de Isla del Cerrito, José Luís García, mantuvo una comunicación constante con el Ministerio de Gobierno y Defensa Civil, y mediante ese trabajo en conjunto pudo superar la emergencia producida por las altas precipitaciones. Para este jueves aguarda la llegada de máquinas de Servicio de Agua y Mantenimiento Empresa del Estado Provincial (SAMEEP) que serán destinadas a acelerar el zanjeo en los lugares que todavía tienen agua. La importante precipitación registrada el martes produjo dificultades en dos barrios de la Isla, pero se solucionaron con tareas de bombeo y zanjeo realizadas por personal municipal. Hasta que puedan destinarse más

bombas a la localidad, para sacar agua hacia fuera de las defensas, la Municipalidad de la Isla se está dedicando a la apertura de alcantarillas para un más rápido desagüe. Y aunque el río está alto, no influye en la situación de los habitantes de la Isla, ya que casi todos los que habían sido evacuados por la inundación en la zona de la costa regresaron a sus casas para cuidar su patrimonio.

PUERTO TIROL

En lo que respecta a Puerto Tirol, el intendente Hugo Sager indicó que "la situación tiende a mejorar, ya que el agua, aunque lo hace muy lentamente, está descendiendo". Como consecuencia de las lluvias, el líquido había bajado desde los campos e ingresado a algunos de los barrios, recordó. El agua proveniente del río Negro también comenzó a descender a partir de las primeras horas de la mañana del miércoles, y la laguna está derivando más líquido hacia su cauce.

La Municipalidad de Puerto Tirol dedicó todos sus esfuerzos a asistir a los vecinos, confirmó Sager, quien por la tarde recorrió la zona de Takay, cercana a Fontana, donde varias ladrillarías quedaron bajo agua. Una máquina de la Administración Provincial del Agua (APA) está trabajando en la derivación del riacho Colorado, y Defensa Civil aportó bolsas de arena para la contención del agua en las viviendas de la zona urbana.

PUERTO VILELAS

En Puerto Vilelas "la situación está controlada", señaló el intendente Marcelo González, quien consideró que "a menos que caiga más agua, no se presentarían nuevos inconvenientes". Para evitar el ingreso de agua desde Resistencia, la Municipalidad está trabajando en el reforzamiento del terraplén ubicado a la mano derecha del ingreso a la localidad, que recubre una populosa barriada y termina en la bomba Nº 10. Para la culminación de esos trabajos, cuenta con la ayuda solicitada a SAMEEP.

Comentá la nota