Los municipios colaborarán en el ordenamiento territorial

Las municipalidades deberán aportar recursos humanos para preservar el medio natural. A la Nación se solicitó una prórroga para cumplir con la legislación vigente
Posadas. Las comunas de la provincia ya están habilitadas a ejecutar el mentado ordenamiento territorial. Con la finalidad de cumplimentar con la ley en vigencia, el pasado 28 de noviembre se solicitó a la Nación una prórroga para cumplir con lo estipulado (ver aparte).

A través del Decreto Provincial 2637, firmado por el gobernador Maurice Closs, se reglamentó el Convenio Marco de Colaboración, Asistencia Técnica y Cooperación que firmarán durante el transcurso del año venidero las diferentes municipalidades con la provincia.

A las comunas de la tierra colorada les competirá implicar el recurso humano en los proyectos a desarrollar.

Mientras que el Gobierno provincial deberá comprometer los fondos específicos para los diferentes proyectos, de acuerdo al cuarto apartado del decreto publicado el viernes en el Boletín Oficial.

Las particularidades

En la primer cláusula del convenio marco se determina que tanto la Provincia como los municipios se “comprometen a trabajar en forma conjunta dentro del marco regulatorio del Consejo Provincial de Ordenamiento Territorial”.

Ese Consejo tiene a su cargo la evaluación de todos los proyectos y los programas que involucren o intervengan en la ocupación y uso del territorio, y estará encabezado por la Subsecretaría de Ordenamiento Territorial.

La función de ese cuerpo es colaborar técnicamente en la formulación de los planes de este orden, promoviendo tanto la cooperación institucional como la estandarización y difusión de la información obtenida.

El organismo fue creado por un Decreto que estableció, entre otros ítems, “la participación de las demás reparticiones y organismos del Estado, que será a través de un representante idóneo designado ad honorem por la máxima autoridad competente en cada caso”. La Subsecretaría tiene como premisa, cuando los temas tratados requieran su especial intervención, convocar a la participación en las reuniones de trabajo a los intendentes municipales, las universidades, las ONGs y a los sectores privados interesados en las temáticas a debatir.

En el segundo apartado del decreto se estipula que “se designa a la Subsecretaría de Ordenamiento Territorial, creada por Decreto N° 2880 del 6 de diciembre del 2007, como contraparte técnica para la ejecución del presente convenio”.

Ese órgano es el encargado de encauzar todas las actividades con los municipios evaluar y proponer la aplicación de trabajos para ordenamiento territorial y políticas atinentes a ello. Fue creado bajo el control de la Secretaría de Estado de Hacienda, Finanzas, Obras y Servicios Públicos. Mientras que en el tercer artículo se agrega que las partes “se comprometen a fijar los alcances, objetivos, resultados, recursos humanos y técnicos en actas de acuerdos específicas y suscriptas al efecto”.

Una vez que se estudien los determinados proyectos, junto con las necesidades y prioridades para cada uno de los casos, se deberán elevar los mismos para que sean considerados por la Secretaría de Estado de Hacienda, que a posteriori deberá evaluar y autorizar los respectivos recursos económicos que se girarán a las municipalidades de Misiones.

Con los plazos vencidos

Misiones pidió a la Nación que prorrogue el plazo fijado por la Ley N° 26.331, de “Presupuestos Mínimos de Protección Ambiental de los Bosques Nativos”, para realizar el ordenamiento territorial en cada una de las provincias. La “Ley Bonasso” establece un plazo de un año, desde su aprobación para llevar a la práctica el ordenamiento territorial de los bosques nativos en cada distrito provincial. Allí se considera como bosques nativos “a los ecosistemas forestales naturales compuestos por especies arbóreas nativas maduras, con diversas especies de flora y fauna asociadas, en conjunto con el medio que las rodea -suelo, subsuelo, atmósfera, clima, recursos hídricos-, conformando una trama interdependiente con características propias, que en su estado natural le otorgan al sistema una condición de equilibrio y que brinda servicios ambientales, además de los recursos naturales con posibilidad de utilización económica”.

El 28 de noviembre venció el plazo que fija en su texto la normativa, Misiones aún no realizó el ordenamiento de su territorio ni demarcó las futuras zonas de bosques considerados como “intangibles”.

Aunque todavía no está reglamentada, y por esto su vigencia se encuentra técnicamente latente, la Nación ya destinó el presupuesto para su íntegra implementación y puesta en vigencia.

En su primer artículo la ley determina que “se establece los presupuestos mínimos de protección ambiental para el enriquecimiento, la restauración, conservación, aprovechamiento y manejo sostenible de los bosques nativos, y de los servicios ambientales que éstos brindan a la sociedad”.

La Provincia, para evitar caer en el incumplimiento, solicitó una prórroga de tiempo para cumplir con las exigencias de la ley.

Se encuentran en igual circunstancia otros distritos nacionales, tales como Córdoba, Catamarca y Santa Fe, que aún no efectuaron el respectivo ordenamiento.

Comentá la nota