Los municipios se alejan del sistema de policía comunal

Denuncian abandono oficial y aseguran que la Provincia no les envía dinero para el mantenimiento de las unidades. Los móviles no tienen ni para combustibles, faltan hombres y las respuestas no aparecen
Ante la falta de respuestas del Ministerio de Seguridad bonaerense y el congelamiento de recursos económicos, Daireaux, un partido de 15 mil habitantes ubicado en el centro-oeste de la provincia, se convirtió en el primer municipio en rescindir el convenio sobre la Policía Comunal, algo que regía desde 2004.

El jefe comunal, Luis Oliver, explicó que desde que asumió el ministro Carlos Stornelli vienen reclamando más recursos pero nunca fueron escuchados. “Los vehículos están todos rotos, no hay dinero para mantenerlos y hasta falta un médico policial”. Del mismo modo resaltó que “con 16 mil 600 pesos mensuales que nos envían creen que se puede mantener a la fuerza”.

Oliver se quejó porque en ningún momento “el intendente tomó las riendas de la Policía”, como era el espíritu del proyecto llevado adelante por el entonces gobernador Felipe Solá y el ministro León Arslanián para localidades con menos de 70 mil habitantes.

“No tiene razón de ser si no podemos tomar decisiones”, agregó el intendente que ahora y con apoyo del Concejo Deliberante pondrá en marcha una especie de Guardia Municipal. “Compraremos dos vehículos y sumaremos unas 15 personas para apoyar el trabajo de la vigilancia”, agregó.

La preocupación de varios intendentes por la falta de recursos, tal como viene reflejando esta agencia, se agudizó en los últimos meses y fueron muchos los jefes comunales que visitaron las oficinas de la cartera de Seguridad.

Mientras que Omar Foglia, de Carlos Casares, está a la espera de la promesa de doce nuevos efectivos (sólo hay dos por turno para patrullar la ciudad de 23 mil habitantes),

Alberto Gutt, de Adolfo Alsina, destacó que para funcionar bien la comunal necesitaría más del doble de recursos.

En Pehuajó, unas de las primeras ciudades de la provincia en aceptar la Comunal, también denunciaron la falta de caja chica para el manejo de la fuerza. El presidente del bloque de concejales de la UCR, Jorge Hansen, presentó un proyecto donde se exige al Ministerio de Seguridad la actualización de los fondos necesarios para el funcionamiento de la Policía.

“En 2005 se destinaban 35 mil pesos por mes y cuatro años más tarde se mantiene el mismo valor”, dijo el edil, quien le pidió al intendente Pablo Zurro (FpV) que se ponga al frente del reclamo.

“Hay un solo móvil por cuadrícula para el patrullaje y a veces no funciona. Los recursos son insuficientes pero el problema es que el jefe comunal no hace gestiones al respecto”, agregó. (DIB)

Comentá la nota