El Municipio vuelve a intimar al Gobierno por las deudas

El secretario de Finanzas del Municipio, Paulino Rossi, confirmó ayer que la deuda global del Gobierno municipal por diferentes conceptos ronda aproximadamente los 30 millones de pesos, por lo que desde la Comuna se iniciará un nuevo reclamo a través de cartas documentos.
De acuerdo al funcionario, la actual gestión de Gobierno acumula 11 millones de pesos por coparticipación y otros ingresos, en tanto que el monto restante se arrastra de la gestión del ex gobernador Hugo Cóccaro.

«Todos los meses estamos haciendo notificaciones por el estado de deuda y como no hemos tenido ningún grado de avance para la cancelación luego del compromiso formal asumido por los Ministros de Economía y de Gobierno cuando nos reunimos hace varios meses, comenzaremos a intimarlos por carta documento», señaló.

Rossi detalló que desde la Secretaría de Finanzas «lo que estamos haciendo es separar cada uno de los conceptos de deuda, porque no se trata solamente de deuda por coparticipación sino también de convenios e impuestos adeudados, así que con cada uno de ellos inicaremos una metodología de reclamo a través de notas formales y cartas documentos, intimando a que se regularice en un plazo perentorio».

«Estimo que en el transcurso de este mes estaremos girando a la provincia los informes sobre cada una de las acreencias, por lo que será un mes de arduo trabajo para reunir toda la documentación y comenzar a notificarlos», agregó.

Consultado sobre el monto total que alcanza la deuda del Gobierno, el funcionario municipal sostuvo que la misma rondaría «los 30 millones de pesos».

Al recordar que el Municipio logró, por vía judicial, el cobro de una deuda cuyo convenio de pago había sido rubricado por el ministro de Economía de la gestión de Hugo Cóccaro, Julio del Val, Rossi explicó que «se trataba de un convenio impago en el cual también existieron varias promesas incumplidas de cancelación por parte de la provincia, y como teníamos un embargo preventivo y existía un remanente del primer embargo que realizamos contra el Gobierno en 2005, cuando la provincia pidió la devolución de estos fondos presentamos el embargo preventivo que teníamos sobre la otra causa, y pudimos recuperar unos 200 mil pesos de la deuda».

«Queremos dejar en claro que estos no son fondos que el Municipio quiere para ahorrarlos en un plazo fijo, sino para destinarlos directamente a la concreción de planes de infraestructura para urbanizar tierras y dar una solución a la crisis habitacional que afecta a Río Grande, y lamentablemente son fondos que se dejan de percibir para la ciudad y en realidad no se afecta al Municipio sino a la comunidad en su conjunto, así que estamos muy preocupados porque no estamos teniendo respuestas por estas deudas», remarcó.

Por último, respecto al pago de salarios y aguinaldos en el mes de diciembre a los trabajadores municipales, Rossi destacó que «presupuestariamente estaríamos cerrando el año de forma equilibrada, con lo cual se garantizaría el pago del mes de diciembre junto con el aguinaldo; así que trataremos de ser prudentes para hacer frente a todos los compromisos pero no deberíamos tener sobresaltos si la coparticipación sigue recibiéndose en forma normal, por lo que sueldos y aguinaldos se pagarían dentro de los plazos legales».

Comentá la nota