El Municipio tomó por tiempo indefinido el control de Gamsur

Lo decidió el intendente después de que los empresarios le anunciaran su retiro de la conducción. "El servicio estaba en riesgo y no podíamos permitirlo", dijo Jure. La mixta sigue existiendo pero ahora está en manos de un funcionario público. Mientras tanto, se seguirán analizando las otras alternativas
Después de meses de conflicto por el monto del canon y el pago de los mayores costos, el gobierno municipal decidió ayer terminar con la amenaza permanente de una interrupción de la recolección de residuos y tomó el control de la empresa Gamsur. Ahora, el manejo operativo de la mixta, que nació en 2002 y tiene contrato hasta 2011, pasó a la órbita del Estado local y será Martín Abasolo, el presidente designado por el Ejecutivo, quien la dirigirá. Ayer por la tarde, para oficializar la decisión, el intendente Juan Jure y el secretario de Economía, Guillermo Mana, estuvieron en la sede de la empresa, se reunieron con los trabajadores y anunciaron que, desde ese momento, el Municipio garantizaba la prestación del servicio.

Fue un día cargado de tensión, con reuniones que comenzaron a las 7 de la mañana. El intendente, el fiscal Hernán Di Santo y el secretario de Economía buscaban la forma legal para que el Municipio se hiciera cargo de la empresa. Se analizó la intervención pero, finalmente, esa opción quedó descartada. Eligieron un camino que ni siquiera requirió la firma de un decreto: como la Municipalidad es socia de Gamsur, directamente tomaron el control operativo de la empresa ante el riesgo concreto de que se cortara la recolección. "El detonante fue la notificación de la empresa encargada de los residuos patógenos de que interrumpiría la prestación. Además, conocimos el hecho de que se cortó el barrido y, por lo tanto, decidimos intervenir y garantizar el servicio", explicó Mana.

Los socios privados manifestaron durante la noche que deberá haber un acto formal que certifique que ahora la responsabilidad pasa al Municipio y dejaron la puerta abierta para iniciar acciones legales (ver página 14).

Desde anoche, el Estado está encargado de la recolección de residuos. Pero Gamsur no desapareció: lo que cambió fue la conducción de la empresa que está ahora en manos de un funcionario público. Los equipos que están saliendo a la calle y los empleados son los mismos que venían trabajando para la mixta cuando era conducida por los privados.

El intendente Jure dijo que Gamsur fue abandonada por los empresarios y que, por lo tanto, debía actuar. Del lado de los privados, negaron que hubiera existido acefalía o que los directores hayan dejado la mixta.

"Después de las manifestaciones públicas de quienes estaban en la conducción de la empresa, que por razones de salud no podían estar, y porque dijeron que no tenían intención de seguir prestando el servicio, hemos decidido garantizar la recolección y hacer gestiones para conseguir los insumos. Si en algún momento los empresarios se sienten mejor y se recuperan, capaz que vuelven", dijo Jure.

Más allá del esquema de emergencia que puso ayer en funcionamiento, el intendente aseguró que las demás opciones, incluida la contratación de la cordobesa Crese, siguen en pie.

Jure manifestó que están los fondos garantizados para que Gamsur pague los sueldos y compre los insumos. Ayer, el Municipio debió salir a conseguir gasoil para poder estar hoy en las calles y bolsitas para el barrido.

En las próximas horas, Abasolo deberá convocar a los directores suplentes para activar la rueda de la empresa. De ahí en adelante, nadie sabe qué podrá suceder.

El justicialismo apoyó la decisión

El bloque de concejales del PJ fue el primero en enterarse. El intendente Juan Jure los convocó por la mañana y les informó que había decidido tomar el control de Gamsur.

Al salir, Víctor Núñez y Guillermo Natali declararon su acuerdo con la medida. "Por supuesto que estamos de acuerdo porque de ninguna manera puede quedar la ciudad sin el servicio. Es importante porque los directores privados se han retirado", dijo Núñez.

Natali declaró que, por fin, Jure se había decidido a tomar el toro por las astas.

Comentá la nota