El Municipio sacó a los vendedores de la calle, pero después les dio permiso

El Edecom retiró a primera hora a unos 15 ambulantes que inmediatamente fueron hasta el Palacio de Mójica para reclamar que los dejen trabajar en las fiestas. Por la tarde, lograron ese permiso
El Edecom realizó ayer a la mañana un operativo sorpresa y en apenas unas horas obligó a 15 vendedores ambulantes del centro de la ciudad a levantar sus cosas y suspender la actividad. Hace apenas un par de días, el titular del organismo, Jorge Méndez, había escuchado los reclamos de los empresarios y comerciantes del Cecis, que anticiparon una explosión de venta callejera para las fiestas.

Pero por el pico de ventas que se da hasta Reyes, los dueños de los puestos no se quedaron con la prohibición y fueron directamente hasta el Palacio de Mójica. Allí, el subsecretario de Gobierno, Osvaldo Córdoba, los recibió por unos pocos minutos y les pidió reunirse a la tarde.

“Nosotros sólo queremos trabajar en las fiestas. Venimos de meses de poca venta y nosotros laburamos para comer, nada más. Acá nadie se hace rico vendiendo cosas en la calle. Justo ahora con las fiestas a ustedes se les ocurre sacarnos”, se quejó Fernando Quiroga, uno de los que llegó junto a su mujer a presentar su reclamo.

Por la tarde se sumaron a la discusión el defensor del Pueblo, Juan Manuel Llamosas, y Jorge Méndez. Entre estos dos hubo un cruce cuando Llamosas propuso que no se tome una decisión intempestiva a esta altura del año y que se espere hasta enero para ordenar el espacio público con el compromiso de los vendedores. Méndez quiso sostener la decisión de retirarlos de la calle y les ofreció a cambio que se sumen a la Plaza Olmos a un espacio común de vendedores.

Finalmente, con la presión de los comerciantes callejeros, resolvieron que podían retornar a sus lugares de trabajo pero utilizando como máximo mesas de un metro cuadrado. Es que los funcionarios remarcaron que hay veredas por donde no se puede transitar por la gran cantidad de mercadería expuesta para la venta. Los ambulantes dijeron que lo cumplirán y que en enero retomarían las conversaciones para el ordenamiento definitivo.

Comentá la nota