El municipio riograndense provee de agua a Chacra XIII

En el marco de las tareas de limpieza que de la cisterna de la planta potabilizadora de ‘El Tropezón', la empresa encargada de la obra de red de agua para la nueva urbanización de Chacra XIII, realizó el empalme de la nueva red con el acueducto principal.

El director de Obras Sanitarias de esta ciudad Carlos Carazo visitó ayer el lugar para verificar dicho ensamble.

El funcionario comentó que "se realizó el empalme hacia Chacra XIII desde el acueducto principal que conduce el agua a la ciudad".

Agregó que "este trabajo de empalme va a permitir la provisión de agua a la futura cisterna de esta urbanización, cuando ésta esté terminada y habilitada para recibir el líquido elemento y proveer el servicio a la gente que vaya a vivir ahí".

Explicó que "aprovechamos el corte de agua y la empresa responsable de la tarea realizó la conexión correspondiente".

Para Carazo, "esta es una tarea que demuestra que el municipio tiene y pone muy buena predisposición y muy buena voluntad para que las tareas secundarias que permitan que la gente que vaya vivir en Chacra XIII, lo haga lo antes posible".

Afirmó que "desde este municipio siempre ha existido amplia voluntad para ejecutar las tareas y permitir que se ejecuten los trabajos contratados por el IPV, para lograr los objetivos", concluyó.

Limpian la cisterna

Obras Sanitarias municipal, concretó la limpieza completa de la cisterna de la planta potabilizadora ‘El Tropezón'.

"Hemos limpiado la cisterna de la planta potabilizadora, esta es una limpieza que nosotros realizamos una vez al año con la idea de que a partir del próximo año, la podamos hacer cada seis meses", explicó Carazo.

Cabe destacar que la sedimentación que queda en el fondo de la cisterna es importante, de varios centímetros de espesor. "Con esta limpieza, nos aseguramos que el inicio del viaje del agua potabilizada hacia la ciudad, hacia los domicilios de los vecinos, comience limpia en todo el sentido; no solo que el agua esté potabilizada, sino también vaya con más claridad".

El trabajo con toda la gente de ese sector de Obras Sanitarias insumió unas seis horas. "Estamos en una tarea que la realizamos todos los años para que el pueblo sepa que estamos muy atentos con todo esto".

La limpieza consistió en quitar a mano todo el sedimento y a la vez una lavado con agua a alta presión proporcionada por uno de los grandes camiones que posee la repartición municipal.

Carazo detalló que el agua que se procesa en la planta potabilizadora, "va a esta primer cisterna (que es la que se limpió el sábado) de esta primer cisterna, se bombea el agua por el acueducto con tres nuevas bombas de enormes dimensiones -que se instalaron cuando se construyó el nuevo acueducto- hacia las dos cisternas de la ciudad, una de ellas está en el centro donde está la Sede de Obras Sanitarias y la otra en Chacra IV".

Comentá la nota