El municipio reconoce deudas con proveedores por unos $ 150 millones

Pagos diferidos: la Municipalidad abona un tercio en efectivo y el resto con cheques a 30, 60 y 90 días / Sólo la mitad de la deuda está en Tesorería, por el retraso de los expedientes / En febrero vencen cheques por 14 millones
Los acreedores de la Municipalidad de Córdoba hacen cola desde hace meses en la Secretaría de Economía, pero por estos días se agolparon: la administración de Daniel Giacomino comenzó a negociar el pago de una deuda que según lo reconocido oficialmente supera los 150 millones de pesos, aunque sólo la mitad de esa cifra está con su expediente completo y en Tesorería, es decir, en condiciones de ser pagada de inmediato.

En realidad, lo de la inmediatez del pago es relativo en todos los casos. El esquema de financiamiento diseñado por Gabriel Bermúdez, flamante secretario de Economía, establece que en cada caso sólo se abona en efectivo un tercio de la deuda a los fines de restituir las prestaciones o la provisión de insumos. El resto se paga con cheques de pago diferido, a 30, 60 y hasta 90 días, según la magnitud de la deuda.

De esas negociaciones depende en buena medida la puesta en marcha de la gestión municipal, puesto que la mayor parte de los proveedores en la actualidad mantiene cortadas las provisiones de elementos esenciales en la faz operativa.

Ya hubo acuerdos parciales de pago con la Policía, con Correo Argentino, con las aseguradoras de riesgo del trabajo, con algunos medios de comunicación y con la empresa IBM, que provee las licencias informáticas.

En todos los casos, los acuerdos comprenden sólo la deuda que se encuentra en Tesorería.

Según lo informado desde Economía, el resto del pasivo se tramita en centenares de expedientes que se están rehaciendo por problemas administrativos, y por el vencimiento de las órdenes de pago globales que se habían librado con anterioridad. No existen precisiones respecto al plazo que requerirá este ordenamiento del pasivo, y por tanto, de los pagos.

Tampoco existen hasta el momento precisiones respecto a cómo se "levantarán" los cheques ya emitidos. En febrero, por caso, ya vencen los cheques emitidos por la gestión del ex secretario de Economía, Miguel Pozzolo, que totalizan 14 millones de pesos. Esos recursos se debitarán automáticamente de la recaudación, y lo mismo ocurrirá en los meses sucesivos.

Monotributistas, aparte. El esquema financiero que se basa en el pago con cheques diferidos no incluye a los acreedores más pequeños: según lo prometido por Economía, las deudas con monotributistas y aquellas generadas por "caja chica" se abonarán en efectivo.

Hasta el momento, se desconocen los resultados fiscales de 2009, que recién estarán disponibles a mediados de febrero. No obstante, desde Economía aseguran que se cumplió con el objetivo de no destinar más del 60 por ciento de los recursos corrientes a sueldos.

Ese resultado se logra si a los recursos destinados a salario el año pasado se les descuentan los más de 13 millones correspondientes a deuda salarial de 2008.

Comentá la nota