El municipio recaudó en enero 2 millones menos de lo previsto.

Así lo informó ayer Martín Buzzi, al confirmar que pese a que la recaudación propia funciona de acuerdo a los parámetros proyectados, los ingresos de la comuna mermaron en dos millones de pesos en relación al presupuesto previsto para enero de este año. El intendente evaluó que “no es un tema para preocuparse, pero sí hay que estar encima y garantizar las cosas que tenemos que garantizar como Estado”.
La disminución de 2.000.000 de pesos que presenta la recaudación de enero del municipio de Comodoro Rivadavia resulta consecuencia de la baja del precio internacional del crudo y por ende en las regalías petroleras, al igual que en los conceptos percibidos por coparticipación federal de impuestos.

“Realizamos un presupuesto austero y conservador sobre la base de un promedio de 44 o 45 dólares por barril de crudo y hoy no es el valor que tenemos (oscila en los 39 dólares el barril). Eso explica esta reducción y un tema no menor es que la recaudación nacional cayó un 8 por ciento”, puntualizó el intendente Martín Buzzi ayer.

También consideró que “no es un tema para preocuparse, pero sí hay que estar encima y garantizar las cosas que tenemos que garantizar como Estado”.

En este contexto de garantías municipales, el intendente ratificó que más allá del impacto que la situación produce en las arcas municipales, se asegura la continuidad de la contención y del trabajo de promoción sobre los sectores más vulnerables de la ciudad, el pago en tiempo y forma a los empleados públicos y el sostenimiento del personal contratado, además de la continuidad del plan de obras publicas trazado en el presupuesto 2009.

Consultado respecto al panorama a futuro y si la repercusión de la crisis cobrará más impacto a nivel local, Buzzi resaltó que la evolución internacional se sigue diariamente desde el Ejecutivo, sobre todo en lo vinculado a la conservación del empleo en la ciudad y las fuentes de trabajo como el mantenimiento de las organizaciones que funcionan en Comodoro Rivadavia porque tienen impacto directo en las cuentas publicas.

También aseguró que el Ejecutivo mantendrá fuera de la erogación habitual todo tipo de gasto que no tenga que ver con lo estrictamente necesario, por lo que el impacto de la merma de ingresos será absorbido por lo relativo a gastos de funcionamiento y recortes en cuestiones de equipamiento. “Estamos encima de esto en el día a día y las cosas estructurales de la gestión tienen continuidad”, aseguró.

Comentá la nota