El Municipio quiere volver a aumentar las tasas

La contadora Malena Baro habló de los desfasajes entre los servicios y lo que se abona. Postergan la evaluación del pedido de suba para los municipales.
Aunque faltan algunos meses para el fin de año, en el Gobierno Local comenzaron a preparar lo que será el presupuesto del próximo año. Precavidos, los gremios que agrupan a los municipales ya se introdujeron en la discusión: pidieron un aumento de por lo menos el 20 por ciento.

Por eso, quienes preparan los números del 2010 para que sean aprobados por el Concejo Deliberante comenzaron a afilar la calculadora. Y así surgió lo que ya se interpreta como una realidad: buscar otro aumento de tasas.

Para explicar esa determinación que afectará el bolsillo y el humor del ju-ninense, en el Municipio insisten con el desfasaje que advierten entre el servicio que se presta y lo que se paga por tasa.

Por eso, los porcentajes de una eventual suba –que deberán autorizar los ediles– todavía no están claros. "El año pasado elevamos un aumento de un 40% para actualizar las cifras y de esa manera tener un poco de aire. Pero conseguimos un 18%, sumado a otros dos de 4% (26% total) lo que, en términos nominales, fue prácticamente insignificante", explica a DEMOCRACIA la secretaria de Economía municipal Malena Baro.

"Venimos con un año y medio de inflación, además de más de una década de tasas desactualizadas. Se necesitan aumentos de tasas graduales", dice antes de mencionar que es una situación común a todos los municipios provinciales.

Para hablar de la diferencia entre el servicio y el pago, pone un ejemplo concreto. "Por el CVP recaudamos siete millones de pesos y Ashira nos demanda 14 millones", precisa.

"En muchísimos casos los gastos fijos se llevan la recaudación. Es un cuello de botella para el crecimiento", se queja. En este contexto, admite que la tarea de elaborar los presupuestos se vuelve cada vez más compleja.

Cuánto

Y por ello se niega a dar una respuesta concreta ante la exigencia que los gremios municipales hicieron pública. "No te puedo decir nada concreto porque todavía no está hablado con el Intendente. Estamos en una etapa previa, trabajando sobre los números que proyectamos para el año que viene", se excusa.

El ejercicio de presupuestar significa, necesariamente, pensar a futuro. El comportamiento de la crisis que afectó al mundo este año se vuelve un interrogante. "Esperamos una mejora a mediados de año", anticipa.

Comentá la nota