Un municipio ya no quiere la Policía Comunal

Un municipio ya no quiere la Policía Comunal
El intendente del distrito de Daireaux, Luis Oliver (foto), anunció ayer que su municipio rescindirá el contrato que había firmado con la Provincia para la implementación de la Policía Comunal, en medio de fuertes reclamos por la falta de fondos para el mantenimiento de esa fuerza y de respuestas por parte de las autoridades.
De esa manera, ese municipio se convirtió en el primero en abandonar el esquema de la Policía Comunal, nacido en 2004 para dotar a las comunas de menos de cien mil habitantes de una fuerza que complemente la tarea de la Bonaerense.

En diálogo con este diario, Olivier explicó que la decisión se adoptó fundamentalmente por la falta de recursos para el funcionamiento de la fuerza. "Cuando firmamos el convenio, en 2004, nos asignaron un fondo de 16.600 pesos mensuales para la Comunal. Hoy, cinco años después, seguimos teniendo el mismo presupuesto y los insumos aumentaron muchísimo", detalló.

Pero además, explicó el jefe comunal, estuvo motivada por la falta de respuestas desde el ministerio de Seguridad. "Pedimos una audiencia con (Carlos) Stornelli hace 15 días y todavía no tuvimos noticias. Queríamos plantear la posibilidad de cambiar el capitán de la Comunal, algo que es potestad de los intendentes", explicó.

Comentá la nota