El Municipio quiere inspeccionar las celdas de la central policial

Desde el Area de Derechos Humanos le solicitaron a la Jefatura de la UR9 que les permita ingresar para verificar el estado de las dependencias debido a las denuncias por el deterioro del lugar.
Des­de el Area de De­re­chos Hu­ma­nos de la Mu­ni­ci­pa­li­dad ase­gu­ran que son nu­me­ro­sas las de­nun­cias de ex de­te­ni­dos por el es­ta­do en el que se en­cuen­tra la al­cai­día de la Uni­dad De­par­ta­men­tal, ubi­ca­da so­bre ca­lle Bel­gra­no, y so­li­ci­ta­ron que se per­mi­ta el ac­ce­so a or­ga­ni­za­cio­nes so­cia­les de la ciu­dad pa­ra cons­ta­tar la si­tua­ción y eva­luar que me­jo­ras se de­ben apli­car.

El res­pon­sa­ble del área, Wal­ter To­rres, di­jo en diá­lo­go con PUN­TAL que "fue en­via­da una no­ta al je­fe de la De­par­ta­men­tal, co­mi­sa­rio ma­yor Wal­ter Al­be­llo, pa­ra que nos fa­ci­li­te el in­gre­so a los lu­ga­res de de­ten­ción".

Afir­mó To­rres que "las de­nun­cias in­di­can que las cel­das se en­cuen­tran en un es­ta­do de­plo­ra­ble" y es­pe­ran una res­pues­ta del je­fe po­li­cial.

Aña­dió que man­tu­vie­ron al­gu­nos con­tac­tos con el Go­bier­no de la Pro­vin­cia pa­ra en­tre­gar­les a sus fun­cio­na­rios un in­for­me de lo que pue­dan ob­ser­var las or­ga­ni­za­cio­nes de de­re­chos hu­ma­nos y los re­pre­sen­tan­tes del mu­ni­ci­pio.

"De­ben ser dig­nos"

"Los lu­ga­res de de­ten­ción de­ben ser dig­nos, sin hu­me­dad y don­de la gen­te no se ex­pon­ga al frío in­ten­so que afec­ta en es­tos tiem­pos", in­di­có To­rres, quien ase­ve­ró que los me­no­res no de­ben per­ma­ne­cer en es­tos lu­ga­res.

"Co­men­zó a re­gir un nue­vo con­tex­to le­gal tras la de­ro­ga­ción de la Ley de Pa­tro­na­to de la In­fan­cia y es­to nos va a per­mi­tir cen­tra­li­zar el tra­ba­jo a fa­vor de los ni­ños y ado­les­cen­tes. La le­gis­la­ción na­cio­nal plan­tea un tra­ba­jo coor­di­na­do en­tre la pro­vin­cia y el mu­ni­ci­pio", re­sal­tó.

To­rres afir­mó que des­de ha­ce va­rios me­ses las áreas de Ni­ñez y Ado­les­cen­cia, Pro­tec­ción Fa­mi­liar, de la Ju­ven­tud y de De­re­chos Hu­ma­nos co­men­za­ron a ar­ti­cu­lar po­lí­ti­cas pa­ra po­ner en prác­ti­ca la nor­ma­ti­va que fa­vo­re­ce la crea­ción de los fo­ros de ni­ños y los con­se­jos lo­ca­les pa­ra chi­cos.

"Es­ta vi­sión de la ley bus­ca, por so­bre to­das las co­sas, ter­mi­nar con la ju­di­cia­li­za­ción de los me­no­res, un pe­di­do que des­de ha­ce mu­cho tiem­po vie­nen rea­li­zan­do las ONG y los juz­ga­dos", in­di­có.

Opi­nó, ade­más, que "los chi­cos no de­ben ter­mi­nar en un es­ta­do de de­ten­ción don­de com­par­ten es­pa­cios con adul­tos ma­yo­res apren­di­dos por di­fe­ren­tes cau­sas".

Cen­tro de la po­lé­mi­ca

La al­cai­día po­li­cial vol­vió al cen­tro de la po­lé­mi­ca lue­go de que le ini­cia­ran un su­ma­rio a 6 po­li­cías por ha­ber gol­pea­do a Mi­guel Leo­ne, un ac­ti­vis­ta de los De­re­chos Hu­ma­nos y mi­li­tan­te del Par­ti­do So­cia­lis­ta, a quien de­tu­vie­ron y mal­tra­ta­ron cues­tio­nán­do­lo "por me­ter­se a de­fen­sor de los po­bres".

"Me gol­pea­ron, me pa­tea­ron en el sue­lo y me es­po­sa­ron sin ra­zón, yo só­lo les pregun­té por­ qué mal­tra­ta­ban a unos chi­cos de 13 o 14 años que es­ta­ban de­te­nien­do, y me lle­va­ron a mí, se­gún me di­je­ron por me­ter­me a de­fen­sor de los po­bres", ha­bía de­nun­cia­do Leo­ne, de 27 años.

Re­gis­tro vo­lun­ta­rio

De los en­cuen­tros pro­ta­go­ni­za­dos por el área de De­re­chos Hu­ma­nos, la co­mi­sión por el mis­mo te­ma del Con­ce­jo De­li­be­ran­te y la agru­pa­ción HI­JOS tam­bién sur­gió la pro­pues­ta de crea­ción de un re­gis­tro vo­lun­ta­rio de de­te­ni­dos pa­ra eva­luar las con­di­cio­nes en las que per­ma­ne­cie­ron alo­ja­dos.

"En la bús­que­da de una agen­da co­mún que nos lle­ve a po­ner un po­co más de tran­qui­li­dad so­bre las con­di­cio­nes de de­ten­ción, los re­pre­sen­tan­tes de HI­JOS im­pul­sa­ron ge­ne­rar un lis­ta­do de de­te­ni­dos en la Uni­dad De­par­ta­men­tal", pre­ci­só To­rres.

El fun­cio­na­rio ar­gu­men­tó que "la pro­pues­ta es muy in­te­re­san­te por­que per­mi­ti­ría so­li­ci­tar­le al afec­ta­do los mo­ti­vos de la de­ten­ción y las con­di­cio­nes".

Con­si­de­ró que "mu­chas ve­ces a los jó­ve­nes se los de­tie­ne por por­ta­ción de ros­tro o ac­ti­tu­des per­se­cu­to­rias y és­te se­ría un pri­mer avan­ce en el blan­queo de la pro­ble­má­ti­ca".

El pro­yec­to es­tá en la eta­pa de fun­da­men­ta­ción y de­be­rá ser de­ba­ti­do en las co­mi­sio­nes del Con­ce­jo.

Otros te­mas en dis­cu­sión en­tre los or­ga­nis­mos so­cia­les rio­cuar­ten­ses es avan­zar en el re­cla­mo de de­ro­ga­ción del Có­di­go de Fal­tas de la Pro­vin­cia, por lo que so­li­ci­ta­rán en­cuen­tros con le­gis­la­do­res pro­vin­cia­les.

Tam­bién, ana­li­za­rán cuál es la for­ma­ción so­bre de­re­chos hu­ma­nos que tie­nen los nue­vos agen­tes en las es­cue­las de po­li­cías.

Comentá la nota