El municipio quiere que Ergon quede afuera de las negociaciones

Desde setiembre renovarán los contratos con las cooperativas de trabajo que tengan sus papeles al día. La Subsecretaría de Fomento y Cooperativismo de la Provincia realizaría una auditoría de las mismas.
El responsable de la Coordinación de Economía Social y Cooperativismo, Ricardo Carreras, anticipó que "a partir de setiembre la Municipalidad renegociará los contratos directamente con las cooperativas que presten un servicio a la administración pública para que sea transparente y visible para todos".

De esta manera el Ejecutivo presiona para que la Fundación Ergon quede afuera de las negociones después que fue cuestionada por el manejo irregular de los fondos que paga la Municipalidad para 9 cooperativas, que agrupan a 160 personas, y que administra la agrupación dirigida por Juan Salde.

Carreras se reunió ayer a la mañana con la mayoría de los concejales oficialistas, para informarles sobre los planes y actividades que está realizando dentro del esquema del Poder Ejecutivo Municipal.

Estuvieron presentes los concejales Juan Carlos Daita, Fabricio Pedruzzi, Olga Cantoro, Viviana Yawny, Mario Giusiano y Graciela Saracho, quienes preguntaron sobre la situación laboral futura de los integrantes de las cooperativas que maneja actualmente la Fundación Ergon.

Ricardo Carreras destacó que "el municipio acompañará a los cooperativistas para que sigan prestando sus servicios. Pero ellos deben decidir su manera de autogestionarse, porque las cooperativas tienen vida propia".

Admitió que "me pareció extraño que una fundación regenteara a 9 cooperativas que prestan el servicio de limpieza, mantenimiento e informática en distintas áreas de la Municipalidad".

Investigación y Auditoría

La denuncia de ex integrantes de las cooperativas porque no les habían realizado los aportes de la obra social y el pago del monotributo, dejó a la luz que de los 1.150 pesos que le pagaba la Municipalidad por cada trabajador, sólo cobraban 700 de bolsillo.

Por ello Carreras opinó que "los mismos socios deben exigir el detalle de los números y si lo consideran pedir una investigación a los órganos de contralor como la Fiscalía Municipal".

Ayer por la tarde Carreras había viajado a la ciudad de Córdoba, y desde allí anticipó que la Subsecretaría de Fomento y Cooperativismo de la Provincia realizará una auditoría a las cooperativas que prestan servicios al municipio para evaluar su situación legal.

Para Carreras "no todas están en orden, porque algunas tienen una sola acta en su libro de sesiones, y ya hace 3 años que funcionan. Todos los años deben hacer un balance y asamblea de renovación de autoridades".

"No están cumpliendo en la participación necesaria de las cooperativas, con asambleas y una vida institucional propia para las que fueron creadas estas instituciones", afirmó.

Por su parte, el secretario de Desarrollo Social, Guillermo Aón, informó que "desde el Ejecutivo se trata de establecer una relación diferente a partir de los nuevos contratos de setiembre. Por servicio prestado, no por trabajador, porque si no parece que son empleados cuando en realidad son socios en una tarea".

Puso como ejemplo una cooperativa que en el verano tuvo la responsabilidad de mantener limpias las costas del río y se le pagaba 42.000 pesos por mes. "Ellas debían manejar los costos, y del excedente repartirse el pago, que según tengo entendido alcanzó a 1.500 pesos mensuales para cada una".

Solicitada de Ergon

La Fundación Ergon publicó una solicitada (página 16) en la cual detalla el ingreso por trabajador de cada cooperativa y los gastos por los cuales le llegaba sólo un poco más del 50 por ciento de lo abonado.

En el caso de la cooperativa informática reciben 1.250 pesos mensuales para cada integrante, y pagan 275 de impuestos nacionales, proviciales y municipales; 81,75 de Monotributo y Mutual; 13,75 de Seguro y 79,50 de Insumos y Administración, por lo que le quedan 800 para el trabajador.

Ergon destaca en la solicitada que "estas 160 personas durante los dos gobiernos anteriores desempeñaban tareas en el municipio bajo la modalidad de los denominados "planes de empleo y desocupados", percibiendo 150 o 250 pesos por realizar una tarea similar a la de cualquier empleado municipal, pero sin tener ni obra social ni aporte jubilatorio".

Por otra parte informaron que "desde el 2005 desarrollan distintas actividades sociales, cursos de lengua de señas, primeros auxilios, etc".

Comentá la nota