El Municipio puso en marcha un plan para construir viviendas sociales

Se pretende crear un fondo de 500 mil pesos. El proyecto de ordenanza ingresa en la sesión de hoy, pero habrá 30 días para discutirlo en las comisiones y luego informar a la gente de cómo se va a instrumentar. El plan no excluye ni descarta el Plan Federal. La idea apunta a vecinos que hoy pagan alquileres pero que no podrían acceder a créditos bancarios. Es decir, con "sueldos medianos", como dice el proyecto.
El Municipio decidió dar un paso muy importante para subsidiar la construcción de viviendas de tipo social. Con ese objetivo, el bloque del Frente para la Victoria - PJ presentó ayer un proyecto de ordenanza por el que se crea "un fondo dinerario", para ese fin, "cuya conformación estará representada por el recupero de subsidios dinerarios reintegrables de la operatoria del Programa Municipal 'Olavarría nuestro hogar' ".

La presidente del bloque, María Irene Blanco, explicó ante los medios el alcance de la propuesta, aunque advirtió que el proyecto requerirá un tiempo de tratamiento en las comisiones legislativas y pidió al respecto "paciencia" por unos 30 días para informarse de su instrumentación una vez que hubiese sido aprobado por el Cuerpo.

La edil dio por descontado que la ordenanza va a salir porque "nosotros tenemos mayoría", pero igualmente creyó oportuno que el resto de las bancadas acompañe la idea.

El oficialismo lanza este plan después que el gobierno nacional prometiera mil viviendas del Plan Federal, aunque esta vez los concejales aclararon que con este proyecto no se descartaba el programa nacional sino que sería "complementario".

La iniciativa es buena y seguramente generará mucha expectativa en muchos olavarrienses que hoy deben pagar alquileres elevados respecto de sus ingresos o directamente parejas que deben vivir con sus padres.

Si bien todavía no se tiene prevista cómo va a ser su instrumentación porque quedará en manos del Ejecutivo, los ediles conjeturaron que se le otorgará subsidios a los interesados, previa selección, por sus ingresos, se les exigirá el pago de una cuota mensual con un interés que fija el Banco Provincia para "operaciones de descuento", y que "se procurará otorgar el total de lo que sale la construcción porque la idea es que la persona pueda terminar su casa", explicó María Irene Blanco.

Se aclaró, como dato fuerte por el mito que circula acerca de supuestas radicaciones de contingentes del Conurbano, que "se va a exigir como requisito que quienes tomen estos préstamos tengan cinco años de residencia previa en Olavarría".

Fondo, subisidos y recupero

El proyecto crea el fondo para el programa "Olavarría nuestro hogar, u operatoria que con idéntica finalidad y alcance se establezca, con la creación de partida presupuestaria específica y los facultamientos necesarios para el movimiento y destino de los fondos afectados y las condiciones de acceso y reintegro de los subsidios reintegrables que se otorguen por el sistema que se instrumenta".

Por otro lado, se faculta al Departamento Ejecutivo Municipal "a la creación de una cuenta especial con afectación específica integrada con los recursos provenientes del recupero de los subsidios dinerarios reintegrables otorgados o a otorgarse en el futuro conforme a la partida presupuestaria que se apruebe en cada ejercicio", dentro de la misma operatoria.

Aclara que si bien no se prevé obtener ninguna ganancia, se buscará que "el valor monetario se mantenga y la partida se recupere para permitir la ampliación de beneficiarios de la operatoria".

Por el artículo 3º, se lo faculta al DEM a crear en el cálculo de recursos de 2009 la partida de 500 mil pesos, y delega en el mismo poder la instrumentación, que va desde el otorgamiento de los subsidios hasta la manera de establecer el recupero. Y remarca que "la mínima condición (que debe cumplir el interesado es el) de contar con cinco (5) años de residencia comprobable en Olavarría".

El destino de ese dinero es el de "financiar las necesidades de vivienda única del tipo social, que registren necesidad y cumplan los requisitos reglamentarios para el universo de beneficiarios".

Se advierte que éstos "deberán como mínimo ostentar poder adquisitivo suficiente para acceder al mercado inmobiliario de las locaciones, sin que esta capacidad les alcance para acceder a créditos bancarios ya sea en instituciones públicas o privadas".

Luego habla del plazo de las operaciones que "se fijará en función de la valuación de los programas específicos que se reglamenten y de las posibilidades de retorno que los beneficiarios presenten, conforme surja de la evaluación que se prevé en la operatoria sin superar el plazo máximo de 10 años".

El proyecto puntualiza que habrá un plazo de gracia de un año, y que la amortización de los subsidios dinerarios -se les dará efectivo y no materiales- "se efectuará en cuotas cuya periodicidad y porcentaje de repago se fijará de conformidad con las posibilidades del proyecto".

En cuanto a los intereses moratorios, la propuesta presentada ayer en el Concejo Deliberante y que tendrá una entrada formal en la sesión de hoy, señala que "por falta de pago en término serán determinados conforme cada proyecto en particular". Lo que reafirma que todo lo relacionado con la reglamentación e instrumentación dependerá exclusivamente del Ejecutivo.

Hay un apartado referente a las sanciones "por falseamiento de los datos que determinen la calidad de beneficiario y/o por incumplimiento de las obligaciones que se impongan para el mantenimiento de la vivienda social".

Y otro tema es el de la garantía. El proyecto dice que "se determinará garantía real o personal de conformidad al proyecto específico para el sector, según la titularidad del lote" y otras condiciones que pondrá la Secretaría de Asuntos Legales.

Paciencia, paciencia

La idea se enmarca en el derecho constitucional a tener una vivienda digna, y apunta a "un sector de la población que enriquece nuestra ciudad", y señala que son aquellas personas que pueden acceder a un alquiler pero no a un crédito bancario porque no podrían cumplir con los requisitos exigidos. Son trabajadores de "medianos salarios", esto es, con alguna capacidad de pago.

Hace tiempo que sobrevuela esta iniciativa en el Ejecutivo Municipal, y este Diario ya adelantó en un par de oportunidades lo que ahora cobró estado legislativo. Ante la perspectiva aún incierta de que baje algún Plan Federal a Olavarría, el Municipio resolvió hacer punta en materia de subsidiar la construcción de viviendas -no de compra- con fiscalización municipal pero un método de construcción privada, tanto en el proyecto así como en la elección del constructor.

"Sabemos que mucha gente va a venir a preguntarnos porque la necesidad de vivienda es importante, pero nosotros le pedimos paciencia porque recién mañana entrará en el Concejo, luego pasará a las comisiones respectivas y posiblemente en 30 días podremos decir cómo se va a poner en práctica. Pero pedimos paciencia", insistió la titular del bloque oficialista, María Irene Blanco.

Comentá la nota