El Municipio puso en funcionamiento un comité de prevención y tratamiento de infecciones respiratorias

La mesa pretende hacer un seguimiento de las patologías que prevalecen en esta época del año. Se trata de enfermedades respiratorias que dependen de factores de riesgo sobre los que "resulta imprescindible trabajar durante todo el año", dijo la subsecretaria de Salud, Graciela Rodríguez.
Desde el mes pasado, el Municipio puso en marcha el Comité Permanente de Prevención y Tratamiento de las Infecciones Respiratorias Agudas Bajas (IRAB), en el marco de las políticas de fortalecimiento de las estrategias de prevención y promoción que se desarrollan desde la Secretaría de Salud y por transitar la época del año en la que normalmente aparecen estas patologías.

Como parte de las acciones, el lunes pasado se realizó una capacitación regional en Infecciones Respiratorias Agudas Bajas, donde Tandil fue seleccionada por la Región Sanitaria VIII como sede del encuentro, al que asistieron representantes de Ayacucho, Balcarce, Maipú y Necochea.

En la ciudad, el comité de IRAB es coordinado por la subsecretaria de Salud del Municipio, Graciela Rodríguez, quien tiene a su cargo la implementación de las políticas de prevención y promoción, y está conformado por los directores asociados de los hospitales municipales, coordinación de Atención Primaria de la Salud, representantes de los equipos de salud del primero y segundo nivel de atención, además de una tesista de la carrera de Trabajo Social en articulación con el referente regional del Programa IRAB, Plan Materno Infantil, de la Región Sanitaria VIII del Ministerio de Salud de la Provincia.

La decisión de crear un comité permanente para la prevención y el tratamiento de las IRAB, patologías que tienen su mayor prevalencia durante los meses de invierno, "responde a un abordaje del proceso salud-enfermedad desde los determinantes sociales de la salud, puesto que la aparición, y fundamentalmente la evolución de las enfermedades respiratorias, depende de una serie de factores de riesgo vinculado con variables sociales, culturales, educativas, habitacionales, económicas y medioambientales, sobre las que resulta imprescindible trabajar durante todo el año", expresó Rodríguez.

Entre los objetivos se propone disminuir la morbimortalidad por IRAB, así como reducir la internación por estas causas, para lo cual se desarrollan actividades de prevención, tratamiento adecuado y oportuno, y seguimiento de los casos.

Entre las intervenciones programadas se destacan la instalación de postas sanitarias de observación y preinternación; elaboración de folletería y material para encuesta sobre factores de riesgo; trabajo de concientización y educación para la salud en terreno; y profundización de acciones para estimular la lactancia materna y completar esquemas de vacunación.*

Comentá la nota