El Municipio prevé invertir en el río $ 400 mil pero espera fondos

La Provincia prometió $ 220 mil y la primera parte de ese monto podría llegar en esta semana. Ya se invirtieron $ 85 mil en infraestructura y mejoras en las costas. Pero la gente sigue tirando basura.
Desde la Municipalidad afirman que se invertirán 400 mil pesos en el río Cuarto durante la temporada de verano debido a reformas y mejoras en las costas y por los programas culturales y deportivos que se comenzaron a desarrollar desde noviembre.

Del total de fondos, 220 mil deben ser aportados por el gobierno provincial, según el acuerdo alcanzado entre el gobernador Juan Schiaretti y el intendente Juan Jure.

El dinero, tal como surge del convenio, tiene que ser remitido en dos cuotas iguales pero aún no fue enviado. En el Municipio esperan que la primera cuota arribe esta semana, aunque no llegó ninguna notificación oficial por parte de la Provincia.

Mario Segura, coordinador de la subdirección de Turismo, destacó que ya fueron invertidos 85 mil pesos en la construcción de baños, 60 asadores, 40 mesas y 80 bancos, y en la limpieza de la costa del río “que se encontraba, en algunos sectores, muy deteriorada”.

También, fueron construidas dos bajadas nuevas y una rampa para discapacitados, ubicada 200 metros al oeste del Puente Carretero, y se destinan 42 mil pesos mensuales al pago de los 25 integrantes de la cooperativa “Compañeros de Oncativo”, que tiene a cargo la mantención de la ribera entre el puente Juan Filloy y el obrador para el nuevo puente y la infraestructura de servicios en el sector.

Además, derivarán 90 mil pesos para el pago de haberes de 15 bañeros que custodian el sector de azudes, 35 mil pesos para actividades culturales y otros 15 en el programa deportivo.

“Necesitábamos iniciar la inversión más allá del acuerdo logrado con la Provincia porque desde septiembre los riocuartenses comenzaron a utilizar el río. La promesa es que a fines de enero llegaría la primera cuota de los fondos y esperamos recibirlos en los próximos días”, afirmó Segura.

El funcionario calificó de “valioso” el convenio que recupera un trabajo en conjunto con el gobierno de Córdoba, después del distanciamiento que surgió en la última etapa del gobierno de José Manuel de la Sota.

“Ya no existe la disputa por el tema de los azudes que provocaba un abandono al río. No quedaba claro quién era el responsable del mantenimiento y nos perjudicábamos todos. Esto, por suerte, ya se superó”, aseveró.

Segura admitió que aún quedan “mejoras pendientes” y que es necesario “profundizar la recuperación de zonas”.

“Es necesario ampliar la red cloacal en el sector y construir una batería de baños en la costa que antes ocupaban los barrios Santa Rosa y Santa Teodora y que requiere un esfuerzo especial para su mejoramiento. Con respecto al tránsito, hay que avanzar en la creación de lugares de estacionamiento para evitar el congestionamiento que afecta el mejor aprovechamiento del río. Este año el Edecom realizó varios operativos para facilitar el buen uso de los caminos”, indicó.

En relación a los daños que habitualmente surgen por el mal uso del equipamiento para los veraneantes, Segura consideró que “hubo menores inconvenientes que otros años”. Aclaró, sin embargo, que “es preocupante cómo la gente sigue tirando la basura sobre los espacios verdes y al finalizar el día hay que hacer una limpieza generalizada por el estado en el que quedan las costas”.

Recuperar costas

Sergio Garnero, subsecretario de Mantenimiento y Servicios, precisó que “la relocalización de las villas sobre la ribera sur permitió recuperar un espacio público que está siendo urbanizado y en el que queda mucho por hacer”.

“Se están aprovechando otros 600 metros de costa y el objetivo es ampliar las tareas el próximo año hasta el sector del Puente Ferroviario. Se han colocado 120 plantines, hay una tarea diaria de limpieza y desmalezado y se alquilaron baños químicos para que la gente pueda disfrutar de este sector”, indicó.

25 mil personas

Por su parte, Mario Segura añadió que 25 mil personas, aproximadamente, disfrutan cada fin de semana del río “y ya no sólo se quedan en los 400 metros próximos al Puente Carretero como sucedía antes”.

“Cuando asumimos este trabajo existían microbasurales y un deterioro de las costas que tuvimos que rectificar rápidamente. Con el nuevo puente que unirá Banda Norte con el Hospital también tenemos que embellecer ese sector”, indicó.

Garnero coincidió al señalar que "enfrentamos un estado de abandono tremendo y desde marzo se aplicará una fuerte intervención para acondicionar sectores todavía afectados".

Comentá la nota