Municipio no podrá destinar a sueldos ingresos por revalúo

Así lo establece un artículo que modifica el expediente impositivo anual para 2009 enviado al Concejo por Giacomino y que fue aprobado ayer en primera lectura por mayoría simple.

El intendente de la ciudad, Daniel Giacomino, tendrá prohibido destinar los nuevos recursos ingresados en concepto de Impuesto Inmobiliario (por el revalúo) a sueldos de los empleados municipales. El artículo que introdujeron en el expediente los concejales del Frente Cívico y Social establece que la contribución sobre inmuebles para el ejercicio 2009 tendrá afectación específica para todas las partidas presupuestarias, excepto la Partida 01 que hace referencia a Personal. Además, entre los temas aprobados figura el Presupuesto 2009, que ayer no fue modificado durante la sesión extraordinaria y que prevé una erogación del 50 por ciento del mismo para pagar sueldos, estimándose ingresos para el año próximo cercanos a los 1.600 millones de pesos.

Este porcentaje es poco probable que Giacomino pueda hacerlo cumplir, ya que el mismo intendente reconoce que los sueldos de sus empleados se llevan actualmente más del 75 por ciento de los ingresos mensuales. Por lo tanto, si tenemos en cuenta que la Municipalidad en 2008 terminará abonando más de 800 millones de pesos en sueldos (incluidos aguinaldos y refrigerio pero sin contar jornales a monotributistas) y estima pagar 800 millones en 2009 (50% de 1.600 millones), está calculando mal los números. Por ejemplo, Giacomino olvida el 2,5 por ciento más que se suma en 2009 sólo por antigüedad de la planta permanente y también soslaya el aumento salarial que el Suoem ya prepara para enero de 2009 (ver página 4). Al respecto, Rubén Daniele, secretario general del sindicato municipal, opinó ayer luego de la victoria: «Estoy totalmente de acuerdo con el artículo que los concejales introdujeron para que la comuna no pueda destinar estos ingresos a sueldos municipales». El intendente y Daniele se verán muy pronto las caras para hablar del nuevo aumento previsto para el primer cuatrimestre del año próximo, por lo que es indispensable para el municipio tener claridad sobre los números con los que contará a partir de enero. Y hoy parece no tenerla.

Por otro lado, las modificaciones realizadas al proyecto de revalúo por parte del Frente Cívico y Social han incluido a más del 80 por ciento de las cuentas a revaluarse. En consecuencia, si el municipio esperaba recaudar cerca de 80 millones de pesos más en tasa inmobiliaria en 2009, con los cambios ya aprobados en el Concejo ayer esa cifra será sensiblemente inferior. De todas maneras, aún no hay datos oficiales sobre en qué porcentaje repercutirían estas modificaciones. Sin embargo, la Municipalidad no parece muy preocupada por ello, ya que su carta más fuerte -dicen fuentes cercanas a funcionarios de Economía- será jugada en el censo 2009, cuando en marzo comience un relevamiento de los inmuebles de la ciudad para su respectiva recategorización. El resultado de este censo volverá a remarcar las cifras de las viviendas y así el municipio obtendrá más ingresos a los ya estimados en el actual revalúo.

Comentá la nota