El municipio ya le pidió la quiebra

La semana que pasó el intendente de la Capital, Ricardo Quintela, habló en varias oportunidades sobre la situación de la ex concesionaria del agua potable, Aguas de La Rioja.

El Jefe comunal brindó un dato que no había trascendido: el municipio ya le pidió la quiebra a la empresa.

"Si, le pedimos la quiebra a fines de noviembre, cuando trabamos embargo porque nos deben casi cinco millones de pesos. Nosotros sabíamos que la empresa quería cobrar los últimos tres o cuatro meses que le quedaban de vida y llevarse los recursos de los riojanos", comentó Quintela ante la prensa.

El municipio reclama porque la empresa no cumplió con un contrato que firmaron el año pasado y en el cual se determinaba que la Municipalidad reparaba las roturas de calles y la ex concesionaria pagaba 50 mil pesos mensuales. Como la empresa no cumplió con el pago, la comuna le inició un proceso judicial.

Al mismo tiempo le reclaman por todas las multas que los Juzgados de Faltas municipales aplicaron y que sumados al incumplimiento del contrato alcanzan una cifra cercana a los cinco millones de pesos, según trascendió desde la comuna.

Cuando termine la Feria judicial la Municipalidad le presentará un juicio por cargo contra Aguas de La Rioja, la expectativa es cobrar parte de la deuda generada en estos meses.

Comentá la nota