El municipio de Paranacito convocó a la Junta de Defensa Civil

Sancionan ordenanza para limitar las actividades turísticas y deportivas. También se dispuso el cierre de locales de esparcimiento por tres semanas y toman medidas para los comercios.
Autoridades de la comunidad de Villa Paranacito se reunieron para analizar las medidas a tomar en la localidad por la emergencia sanitaria impuesta por la propagación de la influenza A.

En tanto el viernes se sancionó una ordenanza para limitar las actividades turísticas y deportivas características de la época del año en esa localidad. "Los médicos de la localidad, debido a la alta demanda de atención requerida por los pacientes y la población en general, actualmente están con sintomatología de la gripe A. Existen residentes que estarán colaborando con la población.

Además, desde Salud Pública de la Provincia nos enviarán un médico de apoyo. De todas maneras, es muy importante la participación de la comunidad en esta encrucijada", señaló la intendenta Carmen Toller.

En la oportunidad la intendenta solicitó a todos los actores privados la colaboración respecto a los traslados y auxilios para la población, tomando en cuenta la difícil situación que hoy se vive.

El senador Eduardo Melchiori, quien es médico se hiz cargo del hospital local debido a la enfermedad que aqueja al actual director y al doctor Ramón Rubio, responsable de la carrera de enfermería local. En la reunión informaron a todos los presentes sobre las características de esta enfermedad.

La ordenanza determina adherir en todo cuanto resulte pertinente a la emergencia sanitaria dispuesta por el Gobierno de Entre Ríos, Decreto 2.640/09, disponer a partir de la fecha, y por tres semanas, la suspensión de toda actividad que implique concentración de personas, en especial la realización de competencias, bailes, guitarreadas, peñas o similares, actividades en boliches bailables, cantobares, clubes o similares, sean en espacios al aire libre o cerrados, gratuitos u onerosos.

La medida regirá por tres semanas desde el 3 de julio, pudiendo ser prorrogada si las circunstancias lo aconsejan. Además, se recomendó a titulares de locales comerciales habilitados como autoservicios, despensas, mercados, minimercados, bares, o similares, podrán desarrollar sus actividades a condición de evitar la permanencia en su interior de más de cinco personas, debiendo adoptar medidas que aseguren la ventilación de los locales y extremando la higiene del local, fijándose como hora de cierre de atención al público las 22 de lunes a viernes y las 23 los fines de semana. Los restaurantes podrán funcionar a condición de conservar una distancia mínima entre mesas de 1,50 metros.

Finalmente, se decidió suspender durante la vigencia de la presente, en locales comerciales de cualquier tipo la utilización por parte de personas distintas de sus propietarios, de mesas de juego o aparatos de entretenimiento mecánicos o electrónicos, tales como billares, metegoles y fonolas, entre otras.

Cabe destacar que, tomando en cuenta las reservas ya existentes en bungalows, campings y hosterías, al igual que los viajes de pesca, se respetarán durante el fin de semana, entrando en vigencia la prohibición el lunes.

Comentá la nota