El municipio necesita recaudar: Programa de Regularización Espontánea de deudas

Existen planes en cuotas y bonificaciones para los contribuyentes que se adhieran a la iniciativa. El objetivo es normalizar las obligaciones impuestas por la Ordenanza Fiscal e Impositiva.

El Secretario de Economía y Hacienda, Cr. Hugo Borelli, confirmó que ha entrado en vigencia, a través del decreto 1034/2009, un nuevo programa de regularización espontánea para todos los tributos municipales.

Dicho programa abarca alumbrado, barrido y conservación de la vía pública, Seguridad e Higiene, como también Cementerio, publicidad y propaganda, Ocupación de Espacios Públicos, Derechos de Construcción, entre otros.

El funcionario comunal explicó que "el objetivo es posibilitar la normalización en el cumplimiento de obligaciones tributarias impuestas por las Ordenanzas Fiscal e Impositiva vigentes, mediante la regularización espontánea de las mismas, con facilidades para su pago y reducción de recargos".

"Consiste, como ha ocurrido en ocasiones anteriores, en varias formas de pagos. Naturalmente la primera es la opción de pago al contado que vencería el 17 de septiembre y para quien adhiera tendrá una bonificación del 70% en los recargos e intereses para las obligaciones vencidas hasta el año 2008 y de un 50% para las vencidas este año".

Borelli mencionó que se podrán en marcha un plan de 4 cuotas, con una bonificación de un 60% hasta 2008 y de 40% para el 2009. Cada cuota vencerá los días 17 de los meses de septiembre, octubre, noviembre y diciembre del corriente año".

"En tanto los planes complementarios, destinado a aquellos que no puedan acceder a esta forma más rápida de pago, cuentan con un plan de 24 cuotas, donde el anticipo contado es del 40 % de la deuda determinada, y hasta 24 cuotas por el saldo".

"También habrá un plan especial, que siempre el Municipio lo ha tenido, que consta de 36 o 48 cuotas para aquellas personas que por diferentes cuestiones de razones socio económicas no puedan acceder a los otros planes", puntualizó el Cr. Borelli.

Comentá la nota