Municipio, IPV y Ministerio de obras públicas definieron responsabilidades en Chacra 13

El Municipio de Río Grande rubricó con el Ministerio de Obras y Servicios Públicos de la Provincia y el Instituto Provincial de la Vivienda, un acta acuerdo para establecer claramente cuáles son las responsabilidades y competencias que atañen a cada una de estas tres instituciones en la urbanización de Chacra XIII.
Se firmó un acta acuerdo para establecer claramente cuáles son las responsabilidades y competencias que atañen a cada una de estas tres instituciones en la urbanización de Chacra XIII.

Al respecto, el Secretario de Obras y Servicios Públicos del Municipio de Río Grande, Julio Bogado, explicó el tenor de este convenio al señalar que "por una parte, el Ministerio de Obras y Servicios Públicos de la provincia por una parte en conjunto con el IPV, se hacen cargo -como corresponde- hasta que terminen la obra y sea entregada en forma definitiva al Municipio, de todos los inconvenientes que hay actualmente en el sistema".

Estos inconvenientes están relacionados con las bombas impulsoras, la puesta en operaciones de la cisterna de agua potable, las pruebas de las cañerías, entre otros "para no tener ningún inconveniente de aquí en más", apuntó Bogado.

Agregó que a su vez, en función de la posibilidad de entregar agua potable a todo este sistema cuando esté en condiciones, "de que también corra por parte de ellos la evacuación de los líquidos cloacales (producto de la entrega del agua potable) en camiones atmosféricos o cisternas".

El Secretario confió que el Municipio está colaborando en todo este proceso, "trabajando codo a codo con el IPV y el Ministerio de Obras y Servicios Públicos a los efectos de que rápidamente podamos dar respuestas, de alguna manera, destrabando la parte burocrática; por ello estamos trabajando con los técnicos de Obras Sanitarias Municipal y en este sentido nos hemos puesto de acuerdo prontamente en algunas pautas para llevar tranquilidad a la población y de manera tal que sepa de que sepa la gente que tanto los organismos provinciales con sus pares municipales para rápidamente darle una respuesta a este problema".

Sobre el rol que cumplirá la Dirección de Obras Sanitarias en este proceso, Bogado indicó que será el de inspeccionar todas las obras que estén hechas de acuerdo "al marco de los aspectos técnicos que tiene que cumplir. No nos olvidemos que Obras Sanitarias no se puede desentender ni deslindar del tema de la provisión de agua potable en la ciudad; pero sí se tiene que asegurar de que todos los sistemas estén acordes con las condiciones técnicas de manera tal de que la gente que está viviendo en Chacra XIII o las que se instalen en un futuro, tengan la plena seguridad de que a sus canillas o a sus baños, va a llegar el agua en las condiciones sanitarias que corresponden; con las cañerías limpias y el agua en condiciones de salubridad óptimas, sin ningún tipo de microorganismos".

Por último, el funcionario municipal precisó que "cuando los sistemas estén en condiciones, la gente sepa que ya van a estar, de parte del municipio, todos los análisis correspondientes y las verificaciones técnicas pertinentes para que tenga la tranquilidad el vecino de Chacra XIII de que no solo va a tener agua, sino que ésta tendrá la potabilización óptima", concluyó.

Acta Acuerdo

El acuerdo signado manifiesta que en el marco de colaboración propuesto entre las partes, en relación a la utilización del agua potable por parte de las familias que ya se hallan ocupando viviendas de Chacra XIII, "acuerdan que el IPV asume la responsabilidad por la puesta en marcha, operación, custodia y mantenimiento de los sistemas y componentes que hagan a la provisión de agua, aceptando que la misma se efectuará durante dos horas diarias, lo que requiere de la manipulación de válvulas y eventualmente otros accesorios de la red (esta situación queda a exclusiva consideración del IPV).

Por su parte, el Municipio, a través de la Dirección de Obras Sanitarias, "colaborará con todas las tareas previas que se requieran para permitir el suministro (en la condición indicada arriba), tareas tales como puesta en marcha de equipos, limpieza de cañerías, verificación de tendidos e instalaciones, hasta que el suministro se haga efectivo".

A su vez, Ministerio de Obras y Servicios Públicos de la provincia "toma a su cargo la evacuación de todos los efluentes cloacales provenientes de Chacra XIII, quedando a su exclusivo cargo y responsabilidad, toda actividad relacionada con esta acción, mientras subsista la situación, motivo de la presente".

El acta agrega que "atento a que los servicios, tanto la provisión de agua potable como la eliminación de aguas residuales, se prestarán en condiciones limitadas ya conocidas por el IPV, éste dispondrá la atención de los vecinos del sector ante cualquier reclamo derivado de los mismos".

El acta acuerdo fue rubricado por el Subsecretario de Obras Públicas Zona Norte, Manuel Benegas- en representación del Ministerio de Obras y Servicios Públicos de la provincia, por el Instituto Provincial de la Vivienda hizo lo propio Camilo Manuel Garrido, Director Ejecutivo de Recupero de Créditos del ente provincial y Carlos Carazo, Director de Obras Sanitarias Municipal, rubricó en nombre del Municipio de Río Grande.

Comentá la nota