Municipio, un año marcado por las tercerizaciones

Esta segunda gestión ya concretó tres tercerizaciones: tratamiento final de la basura, sistema de digitalización del catastro y la semana que pasó el sistema de fotomultas
Hoy se cumple un año de la elección en la cual los capitalinos eligieron a Ricardo Quintela como intendente del Departamento Capital por un nuevo periodo de cuatro años. Esta segunda gestión del Jefe comunal estuvo enmarcada en la tercerización de los servicios públicos municipales.

Durante sus primeros cuatro años el frente de la Municipalidad Quintela no tercerizó ni privatizó ningún servicio. El único caso fue el servicio de estacionamiento medido, sobre el cual sólo se determinó su continuidad, en este caso en manos de una nueva empresa sanjuanina.

Sin embargo, en esta segunda administración municipal se optó por varias tercerizaciones de los servicios públicos municipales. Cada una de las cuales tuvo su particularidad, pero al mismo tiempo la coincidencia de no costarle a la comuna ningún aporte de recursos.

Este es el único cambio significativo de la nueva gestión, porque en líneas generales continuaron los mismos nombres en el gabinete; no hubo cambios en las estrategias administrativas y tampoco soluciones en los principales problemas que afronta la ciudad Capital desde hace varios años.

Tercerizaciones

La primera tercerización fue la del tratamiento final de los residuos.

En este caso se determinó que la empresa Draconis se quedara a cargo de la concesión del servicio. La empresa monopolizará toda la basura producida en la ciudad y pagará por ello un canon mensual de 40 mil pesos. Mientras que la Municipalidad no obtendrá ningún beneficio de la venta de la basura una vez reciclada.

En este caso la comuna no deberá pagar nada para que Draconis realice el servicio, que por ahora no presta nadie.

El otro caso de tercerización fue el del servicio de digitalización del catastro. Una empresa cordobesa tendrá un año para actualizar y digitalizar todos los datos de los contribuyentes de la ciudad.

En esta situación tampoco la comuna pondrá dinero, pero la empresa se quedará con el 30 por ciento del excedente recaudatorio que se produzca por la utilización del nuevo sistema catastral.

Finalmente, la semana que pasó el Concejo Deliberante aprobó la instalación del sistema de fotomultas.

En este caso una empresa instalará todo el sistema, la Municipalidad no pondrá dinero, pero la concesionaria se quedará con el 30 por ciento de lo recaudado por las multas realizadas a los habitantes del Departamento Capital.

Necesidad

Todo el proceso de tercerizaciones tiene dos claves: la incapacidad del municipio para brindar ciertos servicios y la necesidad de contar con más recursos.

La Municipalidad tiene un déficit mensual que supera el millón de pesos y el proceso de tercerizaciones plantea como una de sus claves la posibilidad de contar con más fondos.

Draconis aportará 40 mil pesos mensuales y el sistema de digitalización del catastro municipal permitirá ampliar la base de contribuyentes y por ende incrementará la recaudación.

Finalmente, en el caso de las fotomultas se generará un mecanismo de recaudación que todavía no existe en la ciudad. Es decir, que llegarán nuevos fondos que no estaban contabilizados en las cuentas municipales.

Una pauta de este nuevo escenario se generará la próxima semana cuando el Departamento Ejecutivo municipal le envíe al Concejo Deliberante el proyecto del presupuesto del próximo año.

Según la Ley orgánica transitoria municipal este proyecto debe ser presentado antes del próximo 1 de noviembre ante el Concejo Deliberante.

Justificación

NUEVA RIOJA consultó a diferentes funcionarios municipales sobre este proceso de tercerizaciones y sus verdaderas causas.

“Son servicios que nosotros no estábamos brindando y que tampoco podíamos brindar”, sostuvo un alto funcionario municipal sobre el tema.

Colocaron como ejemplo la situación de la basura, la ausencia de datos en el caso del catastro municipal y la situación de las fotomultas, que creen ayudarán a mejorar la situación vial en la ciudad Capital.

En el quintelismo consideran que en esta segunda gestión se debe avanzar en una mejora de los servicios, ítem que reconocen como una de las principales carencias de su primera administración al frente del Palacio municipal Juan Ramírez de Velasco.

Sin embargo, admiten que este proceso esconde un dato clave: la ausencia de recursos.

“Vamos a contar con ingresos que antes no teníamos, con esto vamos a tratar de controlar el déficit mensual”, remarcaron ante la consulta periodística en los últimos días.

Comentá la nota